Un millón de personas se infectan cada día por una enfermedad sexual

Todos los días se producen más de 1 millón de casos nuevos de infecciones de transmisión sexual (ITS) curables entre personas de 15 a 49 años, lo que equivale a más de 376 millones de casos nuevos anuales de las cuatro infecciones más relevantes: clamidia, gonorrea, tricomoniasis y sífilis. Son datos publicados hoy por la Organización Mundial de la Salud (OMS). «Estamos viendo una falta de progreso en el control de la propagación de infecciones de transmisión sexual en todo el mundo», afirma Peter Salama, Director Ejecutivo de Cobertura Universal de Salud y el Curso de Vida de la OMS. El documento muestra que, entre los hombres y mujeres de 15 a 49 años de edad, hubo 127 millones de nuevos casos de clamidia en 2016, 87 millones de gonorrea, 6,3 millones de sífilis y 156 millones de tricomoniasis. En España, según los datos del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, especialmente preocupante son los nuevos casos entre los jóvenes: en 2016 las tasas de infección gonocócica más elevadas se produjeron en el grupo de 20 a 24 años; las de sífilis más altas afectaron al grupo de edad de 25 a 34 años; y el 53% de los casos de infección por Chlamydia trachomatis se produjo en mujeres de entre 25 y 34 años. En España, según los datos del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, especialmente preocupante son los nuevos casos entre los jóvenes Las ITS tienen un profundo impacto en la salud de adultos y niños en todo el mundo. Si no se tratan, pueden provocar efectos crónicos y graves para la salud que incluyen enfermedades neurológicas y cardiovasculares, infertilidad, embarazo ectópico, muerte fetal y mayor riesgo de VIH. También están asociados con niveles significativos de estigma y violencia doméstica. La sífilis, por si sola, causó cerca de 200 000 muertes fetales y de recién nacidos en 2016 en el mundo, lo que la convierte en una de las principales causas de pérdida de bebés en todo el mundo. Desde los últimos datos publicados para 2012, no ha habido una disminución sustancial en las tasas de infecciones nuevas o existentes. En promedio, aproximadamente 1 de cada 25 personas en todo el mundo tiene al menos una de estas ITS, según las últimas cifras, y algunas de ellas experimentan múltiples infecciones al mismo tiempo. Las ITS se propagan principalmente a través del contacto sexual sin protección, incluido el sexo vaginal, anal y oral. Algunos, como la clamidia, la gonorrea y la sífilis, también pueden transmitirse durante el embarazo y el parto o, en el caso de la sífilis, a través del contacto con sangre o productos sanguíneos infectados y el uso de drogas inyectables. La sífilis, por si sola, causó cerca de 200 000 muertes fetales y de recién nacidos en 2016 en el mundo Y lo más grave, señala este documento, es que las ITS se pueden prevenir mediante prácticas sexuales seguras, incluido el uso correcto del preservativo y la educación sobre salud sexual. En España, la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) alertaron recientemente de un aumento de casos de ITS, en concreto de sífilis, clamidia o infecciones por gonococo (gonorrea),que achacan a un «menor uso» de medidas de barrera como el preservativo en las relaciones sexuales. Además, las pruebas y el tratamiento oportunos y asequibles son cruciales para reducir la carga de las ITS en todo el mundo, junto con los esfuerzos para alentar a las personas que son sexualmente activas a que se hagan una prueba de detección de ITS. La OMS recomienda que las mujeres embarazadas deben someterse sistemáticamente a la detección de la sífilis y al VIH. El rápido aumento de la resistencia antimicrobiana a los tratamientos de gonorrea también es una amenaza creciente para la salud, y puede llevar a que la enfermedad sea imposible de tratar Afortunadamente, todas las ITS bacterianas se pueden tratar y curar con medicamentos ampliamente disponibles. Sin embargo, la reciente escasez en el suministro global de penicilina benzatínica ha hecho que sea más difícil tratar la sífilis. El rápido aumento de la resistencia antimicrobiana a los tratamientos de gonorrea también es una amenaza creciente para la salud, y puede llevar a que la enfermedad sea imposible de tratar. Recientemente la OMS advirtió que la sífilis, la clamidia y la gonorrea, tres de las enfermedades transmisibles sexualmente más comunes (ETS),debido a que los casos de aumento de resistencia frente a los antibióticos, podían quedarse sin posibilidad de cura. Por último, el documento sugiere que los números reales podrían ser más elevados debido a que los datos obtenidos se refieren especialmente mujeres debido a que los datos de prevalencia de ITS siguen siendo escasos para los hombres en todo el mundo.
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
Todos los días se producen más de 1 millón de casos nuevos de infecciones de transmisión sexual (ITS) curables entre personas de 15 a 49 años, lo que equivale a más de 376 millones de casos nuevos anuales de las cuatro infecciones más relevantes: clamidia, gonorrea, tricomoniasis y sífilis. Son datos publicados hoy por la Organización Mundial de la Salud (OMS). «Estamos viendo una falta de progreso en el control de la propagación de infecciones de transmisión sexual en todo el mundo», afirma Peter Salama, Director Ejecutivo de Cobertura Universal de Salud y el Curso de Vida de la OMS. El documento muestra que, entre los hombres y mujeres de 15 a 49 años de edad, hubo 127 millones de nuevos casos de clamidia en 2016, 87 millones de gonorrea, 6,3 millones de sífilis y 156 millones de tricomoniasis. En España, según los datos del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, especialmente preocupante son los nuevos casos entre los jóvenes: en 2016 las tasas de infección gonocócica más elevadas se produjeron en el grupo de 20 a 24 años; las de sífilis más altas afectaron al grupo de edad de 25 a 34 años; y el 53% de los casos de infección por Chlamydia trachomatis se produjo en mujeres de entre 25 y 34 años. En España, según los datos del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, especialmente preocupante son los nuevos casos entre los jóvenes Las ITS tienen un profundo impacto en la salud de adultos y niños en todo el mundo. Si no se tratan, pueden provocar efectos crónicos y graves para la salud que incluyen enfermedades neurológicas y cardiovasculares, infertilidad, embarazo ectópico, muerte fetal y mayor riesgo de VIH. También están asociados con niveles significativos de estigma y violencia doméstica. La sífilis, por si sola, causó cerca de 200 000 muertes fetales y de recién nacidos en 2016 en el mundo, lo que la convierte en una de las principales causas de pérdida de bebés en todo el mundo. Desde los últimos datos publicados para 2012, no ha habido una disminución sustancial en las tasas de infecciones nuevas o existentes. En promedio, aproximadamente 1 de cada 25 personas en todo el mundo tiene al menos una de estas ITS, según las últimas cifras, y algunas de ellas experimentan múltiples infecciones al mismo tiempo. Las ITS se propagan principalmente a través del contacto sexual sin protección, incluido el sexo vaginal, anal y oral. Algunos, como la clamidia, la gonorrea y la sífilis, también pueden transmitirse durante el embarazo y el parto o, en el caso de la sífilis, a través del contacto con sangre o productos sanguíneos infectados y el uso de drogas inyectables. La sífilis, por si sola, causó cerca de 200 000 muertes fetales y de recién nacidos en 2016 en el mundo Y lo más grave, señala este documento, es que las ITS se pueden prevenir mediante prácticas sexuales seguras, incluido el uso correcto del preservativo y la educación sobre salud sexual. En España, la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) alertaron recientemente de un aumento de casos de ITS, en concreto de sífilis, clamidia o infecciones por gonococo (gonorrea),que achacan a un «menor uso» de medidas de barrera como el preservativo en las relaciones sexuales. Además, las pruebas y el tratamiento oportunos y asequibles son cruciales para reducir la carga de las ITS en todo el mundo, junto con los esfuerzos para alentar a las personas que son sexualmente activas a que se hagan una prueba de detección de ITS. La OMS recomienda que las mujeres embarazadas deben someterse sistemáticamente a la detección de la sífilis y al VIH. El rápido aumento de la resistencia antimicrobiana a los tratamientos de gonorrea también es una amenaza creciente para la salud, y puede llevar a que la enfermedad sea imposible de tratar Afortunadamente, todas las ITS bacterianas se pueden tratar y curar con medicamentos ampliamente disponibles. Sin embargo, la reciente escasez en el suministro global de penicilina benzatínica ha hecho que sea más difícil tratar la sífilis. El rápido aumento de la resistencia antimicrobiana a los tratamientos de gonorrea también es una amenaza creciente para la salud, y puede llevar a que la enfermedad sea imposible de tratar. Recientemente la OMS advirtió que la sífilis, la clamidia y la gonorrea, tres de las enfermedades transmisibles sexualmente más comunes (ETS),debido a que los casos de aumento de resistencia frente a los antibióticos, podían quedarse sin posibilidad de cura. Por último, el documento sugiere que los números reales podrían ser más elevados debido a que los datos obtenidos se refieren especialmente mujeres debido a que los datos de prevalencia de ITS siguen siendo escasos para los hombres en todo el mundo.