Un estudio en atletas jóvenes sugiere que ronquidos y apnea del sueño están relacionados con la muerte súbita

Un estudio de jugadores universitarios de rugby ha demostrado que es más probable que sufran problemas respiratorios durante el sueño que un hombre promedio de mediana edad. El trabajo también mostró que los atletas que experimentan este problema también son más propensos a tener niveles bajos de oxígeno en la sangre y tasas de pulso más altas durante la noche, lo que sugiere que los atletas con problemas respiratorios del sueño pueden correr el riesgo de anomalías cardiacas. Los investigadores dicen que este trabajo podría indicar que la respiración alterada del sueño es un factor en el fenómeno de atletas jóvenes aparentemente sanos que mueren de un ataque cardiaco repentino e inexplicable. La respiración con trastornos del sueño (SDB, por sus siglas en inglés) se caracteriza por patrones de respiración anormales o pausas en la respiración durante el sueño, que van desde los ronquidos hasta la apnea del sueño, donde las vías respiratorias se cierran total o parcialmente muchas veces durante el sueño. Poseer un índice de masa corporal (IMC) alto, tener más de 40 años de edad y una circunferencia de cuello grande son algunos de los factores comunes asociados con la SDB. Si no se trata, los pacientes con afecciones relacionadas con SDB se enfrentan a un mayor riesgo de desarrollar enfermedades crónicas como patologías cardiovasculares, insuficiencia cardiaca y diabetes tipo 2. El estudio, publicado en ERJ Open Research, fue dirigido por Yoshitaka Iso, cardiólogo y profesor asociado del Instituto de Investigación de Ciencias del Deporte y Ejercicio de la Universidad de Showa, en Yokohama, Japón. Este investigador explica: «Queríamos investigar la prevalencia de la respiración con trastornos del sueño en atletas de deportes de contacto, como el rugby o los jugadores de fútbol americano, porque sabemos que generalmente tienen un IMC más alto y una circunferencia del cuello más grande que los atletas de otros deportes». Se usó un dispositivo especial para monitorizar los cambios durante la noche en el ritmo respiratorio de los atletas, los latidos del corazón y el ritmo cardiaco, los niveles de oxígeno en la sangre, la cantidad de veces que se despertaron y cuánto tiempo estuvieron despiertos «Tendemos a asumir que los atletas jóvenes y competitivos no experimentarán afecciones como SDB, que son más comunes en personas con un IMC más alto y estilos de vida inactivos, pero se necesita más investigación para determinar qué puede estar contribuyendo a la muerte súbita cardiaca en atletas, y SDB es un buen candidato para esto, ya que puede afectar a las funciones normales del corazón». El estudio incluyó a 42 jugadores de rugby de 18 a 19 años. Se usó un dispositivo especial para monitorizar los cambios durante la noche en el ritmo respiratorio de los atletas, los latidos del corazón y el ritmo cardiaco, los niveles de oxígeno en la sangre, la cantidad de veces que se despertaron y cuánto tiempo estuvieron despiertos. Los datos mostraron que 18 (43%) de los atletas cumplían con los criterios de SDB, lo que significa que experimentaron cinco o más pausas en la respiración que duraron al menos 10 segundos, durante un tiempo total de sueño de más de tres horas. Los datos también mostraron que los atletas con SDB presentaban tasas de corazón promedio más altas y niveles más bajos de oxígeno en la sangre que los atletas que no tenían SDB. También registraron más periodos de tiempo en los que sus niveles de oxígeno en la sangre eran inusualmente bajos. El profesor Iso y su equipo luego evaluaron el desempeño del corazón y los pulmones de cada joven en reposo y durante el ejercicio, para detectar anomalías cardiovasculares entre los atletas con y sin SDB. Estas pruebas mostraron que la frecuencia cardiaca en reposo era mayor entre los atletas SDB, y que los atletas SDB experimentaron más incidencias de latidos cardiacos extra o perturbadores que los atletas que no padecen SDB, lo que sugiere que SDB puede estar relacionado con anomalías cardiacas. Potenciales señales de advertencia El profesor Iso destaca: «La respiración con trastornos del sueño se observó en el 43 por ciento de los atletas jóvenes que evaluamos. Esta es una tasa más alta de lo que esperábamos, y es aún más alta que los niveles de SDB de los que se ha informado entre los hombres de mediana edad de la población general de Estados Unidos y Europa. Nuestros datos también mostraron que varias señales de advertencia potenciales, como los efectos en la respiración y el ritmo cardiaco de los atletas, ocurrían con frecuencia entre los atletas con SDB». «La respiración con trastornos del sueño se observó en el 43 por ciento de los atletas jóvenes que evaluamos. Esta es una tasa más alta de lo que esperábamos» «Aunque no encontramos que alguno de los atletas en este estudio tuviera afecciones graves todavía, probablemente debido a su corta edad, no sabemos cómo pueden empeorar sus afecciones en el futuro debido a las consecuencias cardiovasculares asociadas. Basado en el vínculo entre SDB y funciones cardiacas anormales que observamos en este grupo, especulamos que la SDB podría ser un posible factor en las muertes inexplicables de algunos atletas jóvenes de deportes de contacto, ya que parece ser muy frecuente, pero en la actualidad no se evalúa regularmente». La profesora Anita Simonds, consultora en medicina respiratoria y del sueño en Royal Brompton y Harefield NHS Foundation Trust, en Reino Unido y presidenta electa de la Sociedad Respiratoria Europea, y que no participó en la investigación, dice: «Es demasiado pronto para concluir que la respiración con trastornos del sueño es un factor definitivo en la muerte cardiaca súbita de los atletas, pero estos resultados proporcionan una base para reflexionar sobre las formas en que los trastornos respiratorios pueden afectar a la salud de los atletas jóvenes». «En este estudio, el nivel general de la respiración con trastornos del sueño fue leve, pero los resultados resaltan que debe considerarse realizar un estudio del sueño para evaluar la presencia de respiración con trastornos del sueño en el cuidado de los atletas de deportes de contacto, como el rugby o los jugadores de fútbol americano, ya que podría ayudar a identificar a aquellos con riesgo de complicaciones cardiovasculares». Los científicos dicen que se necesitan estudios adicionales de gran tamaño para confirmar sus resultados y determinar los mecanismos subyacentes que conducen a SDB, y señalan que una limitación del estudio es que la evaluación de SDB solo se realizó en una sola noche.
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
Un estudio de jugadores universitarios de rugby ha demostrado que es más probable que sufran problemas respiratorios durante el sueño que un hombre promedio de mediana edad. El trabajo también mostró que los atletas que experimentan este problema también son más propensos a tener niveles bajos de oxígeno en la sangre y tasas de pulso más altas durante la noche, lo que sugiere que los atletas con problemas respiratorios del sueño pueden correr el riesgo de anomalías cardiacas. Los investigadores dicen que este trabajo podría indicar que la respiración alterada del sueño es un factor en el fenómeno de atletas jóvenes aparentemente sanos que mueren de un ataque cardiaco repentino e inexplicable. La respiración con trastornos del sueño (SDB, por sus siglas en inglés) se caracteriza por patrones de respiración anormales o pausas en la respiración durante el sueño, que van desde los ronquidos hasta la apnea del sueño, donde las vías respiratorias se cierran total o parcialmente muchas veces durante el sueño. Poseer un índice de masa corporal (IMC) alto, tener más de 40 años de edad y una circunferencia de cuello grande son algunos de los factores comunes asociados con la SDB. Si no se trata, los pacientes con afecciones relacionadas con SDB se enfrentan a un mayor riesgo de desarrollar enfermedades crónicas como patologías cardiovasculares, insuficiencia cardiaca y diabetes tipo 2. El estudio, publicado en ERJ Open Research, fue dirigido por Yoshitaka Iso, cardiólogo y profesor asociado del Instituto de Investigación de Ciencias del Deporte y Ejercicio de la Universidad de Showa, en Yokohama, Japón. Este investigador explica: «Queríamos investigar la prevalencia de la respiración con trastornos del sueño en atletas de deportes de contacto, como el rugby o los jugadores de fútbol americano, porque sabemos que generalmente tienen un IMC más alto y una circunferencia del cuello más grande que los atletas de otros deportes». Se usó un dispositivo especial para monitorizar los cambios durante la noche en el ritmo respiratorio de los atletas, los latidos del corazón y el ritmo cardiaco, los niveles de oxígeno en la sangre, la cantidad de veces que se despertaron y cuánto tiempo estuvieron despiertos «Tendemos a asumir que los atletas jóvenes y competitivos no experimentarán afecciones como SDB, que son más comunes en personas con un IMC más alto y estilos de vida inactivos, pero se necesita más investigación para determinar qué puede estar contribuyendo a la muerte súbita cardiaca en atletas, y SDB es un buen candidato para esto, ya que puede afectar a las funciones normales del corazón». El estudio incluyó a 42 jugadores de rugby de 18 a 19 años. Se usó un dispositivo especial para monitorizar los cambios durante la noche en el ritmo respiratorio de los atletas, los latidos del corazón y el ritmo cardiaco, los niveles de oxígeno en la sangre, la cantidad de veces que se despertaron y cuánto tiempo estuvieron despiertos. Los datos mostraron que 18 (43%) de los atletas cumplían con los criterios de SDB, lo que significa que experimentaron cinco o más pausas en la respiración que duraron al menos 10 segundos, durante un tiempo total de sueño de más de tres horas. Los datos también mostraron que los atletas con SDB presentaban tasas de corazón promedio más altas y niveles más bajos de oxígeno en la sangre que los atletas que no tenían SDB. También registraron más periodos de tiempo en los que sus niveles de oxígeno en la sangre eran inusualmente bajos. El profesor Iso y su equipo luego evaluaron el desempeño del corazón y los pulmones de cada joven en reposo y durante el ejercicio, para detectar anomalías cardiovasculares entre los atletas con y sin SDB. Estas pruebas mostraron que la frecuencia cardiaca en reposo era mayor entre los atletas SDB, y que los atletas SDB experimentaron más incidencias de latidos cardiacos extra o perturbadores que los atletas que no padecen SDB, lo que sugiere que SDB puede estar relacionado con anomalías cardiacas. Potenciales señales de advertencia El profesor Iso destaca: «La respiración con trastornos del sueño se observó en el 43 por ciento de los atletas jóvenes que evaluamos. Esta es una tasa más alta de lo que esperábamos, y es aún más alta que los niveles de SDB de los que se ha informado entre los hombres de mediana edad de la población general de Estados Unidos y Europa. Nuestros datos también mostraron que varias señales de advertencia potenciales, como los efectos en la respiración y el ritmo cardiaco de los atletas, ocurrían con frecuencia entre los atletas con SDB». «La respiración con trastornos del sueño se observó en el 43 por ciento de los atletas jóvenes que evaluamos. Esta es una tasa más alta de lo que esperábamos» «Aunque no encontramos que alguno de los atletas en este estudio tuviera afecciones graves todavía, probablemente debido a su corta edad, no sabemos cómo pueden empeorar sus afecciones en el futuro debido a las consecuencias cardiovasculares asociadas. Basado en el vínculo entre SDB y funciones cardiacas anormales que observamos en este grupo, especulamos que la SDB podría ser un posible factor en las muertes inexplicables de algunos atletas jóvenes de deportes de contacto, ya que parece ser muy frecuente, pero en la actualidad no se evalúa regularmente». La profesora Anita Simonds, consultora en medicina respiratoria y del sueño en Royal Brompton y Harefield NHS Foundation Trust, en Reino Unido y presidenta electa de la Sociedad Respiratoria Europea, y que no participó en la investigación, dice: «Es demasiado pronto para concluir que la respiración con trastornos del sueño es un factor definitivo en la muerte cardiaca súbita de los atletas, pero estos resultados proporcionan una base para reflexionar sobre las formas en que los trastornos respiratorios pueden afectar a la salud de los atletas jóvenes». «En este estudio, el nivel general de la respiración con trastornos del sueño fue leve, pero los resultados resaltan que debe considerarse realizar un estudio del sueño para evaluar la presencia de respiración con trastornos del sueño en el cuidado de los atletas de deportes de contacto, como el rugby o los jugadores de fútbol americano, ya que podría ayudar a identificar a aquellos con riesgo de complicaciones cardiovasculares». Los científicos dicen que se necesitan estudios adicionales de gran tamaño para confirmar sus resultados y determinar los mecanismos subyacentes que conducen a SDB, y señalan que una limitación del estudio es que la evaluación de SDB solo se realizó en una sola noche.