Qué es el coma y de qué depende el posible despertar

La historia de Munira Abdulla, una mujer de los Emiratos Árabes Unidos, es uno de esos casos que nos invitan a no perder la esperanza, incluso cuando todo parece en contra. Ha despertado tras 27 años en coma por un accidente de tráfico cuando tenía 32, tal y como publica el periódico emiratí «The National». Un caso que recuerda al de Terry Wallis un hombre de Arkansas que despertó después de 19 años en un estado de mínima conciencia. Quedó en coma tras sufrir un accidente de coche en 1984 y despertó el 11 de junio de 2003, tras casi dos décadas en blanco. Un día dijo «mamá» al ver entrar a su madre en la habitación y poco a poco empezó a enlazar frases cortas. Pero ¿qué influye para que un paciente se despierte o no del coma? Lo primero es explicar que el coma es un estado de inconsciencia profunda. «No es lo mismo que muerte cerebral. Una persona en un estado de coma está viva pero es incapaz de moverse o responder a su entorno», explica la web del Instituto Nacional de Desórdenes Neurológicos de EE.UU. El origen del coma puede ser una complicación de una enfermedad subyacente o el resultado de lesiones, como un traumatismo craneoencefálico. Los cuidados para un paciente en coma se basan en prevenir infecciones, como la neumonía, y mantener un buen estado físico, mediante el suministro de una nutrición equilibrada y fisioterapia. También ayuda la estimulación neurológica. De acuerdo con un estudio publicado en la revista «Neurorehabilitation and Neural Repair», los pacientes en coma que escucharon historias familiares que forman parte de sus recuerdos, contadas por sus seres queridos cuatro veces al día durante seis semanas, mediante grabaciones que oían con auriculares, recuperaron la consciencia significativamente más rápido y tenía una mejor recuperación que aquellos que no escucharon las historias. Solo 1 de cada 4 despierta después de un año Solamente uno de cada cuatro pacientes en coma logra recuperar la conciencia después de un año, según un estudio que el neurólogo y director de Investigación del Servicio de daño Cerebral del Hospital Nisa Valencia al Mar, el doctor Enrique Noé, publicó en 2012 en la revista «Archives of Physical Medical Rehabilitation», la revista oficial del Congreso Americano de Rehabilitación. «A pesar de que las películas de Hollywood nos han mostrado habitualmente personas que de pronto despiertan del coma y se comportan como si nada hubiera ocurrido, lamentablemente esto nunca es así», aseguraba el doctor. De acuerdo a los datos del estudio, la recuperación del coma es un proceso lento que puede tardar meses o años y a lo largo de los cuales solo una minoría de pacientes es capaz de mostrar respuestas, a menudo difíciles de detectar, de que está «despertando». Entre los factores que influyen en el pronóstico del coma destaca la causa de la lesión cerebral (mejor pronóstico en los casos de traumatismos craneoencefálicos),la edad (mejor pronóstico en las personas más jóvenes) y el tiempo transcurrido desde la lesión. En términos generales, «cuanto más tarden estos pacientes en recuperar su consciencia, más difícil es que lo hagan», apuntaba el doctor Noé.
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
La historia de Munira Abdulla, una mujer de los Emiratos Árabes Unidos, es uno de esos casos que nos invitan a no perder la esperanza, incluso cuando todo parece en contra. Ha despertado tras 27 años en coma por un accidente de tráfico cuando tenía 32, tal y como publica el periódico emiratí «The National». Un caso que recuerda al de Terry Wallis un hombre de Arkansas que despertó después de 19 años en un estado de mínima conciencia. Quedó en coma tras sufrir un accidente de coche en 1984 y despertó el 11 de junio de 2003, tras casi dos décadas en blanco. Un día dijo «mamá» al ver entrar a su madre en la habitación y poco a poco empezó a enlazar frases cortas. Pero ¿qué influye para que un paciente se despierte o no del coma? Lo primero es explicar que el coma es un estado de inconsciencia profunda. «No es lo mismo que muerte cerebral. Una persona en un estado de coma está viva pero es incapaz de moverse o responder a su entorno», explica la web del Instituto Nacional de Desórdenes Neurológicos de EE.UU. El origen del coma puede ser una complicación de una enfermedad subyacente o el resultado de lesiones, como un traumatismo craneoencefálico. Los cuidados para un paciente en coma se basan en prevenir infecciones, como la neumonía, y mantener un buen estado físico, mediante el suministro de una nutrición equilibrada y fisioterapia. También ayuda la estimulación neurológica. De acuerdo con un estudio publicado en la revista «Neurorehabilitation and Neural Repair», los pacientes en coma que escucharon historias familiares que forman parte de sus recuerdos, contadas por sus seres queridos cuatro veces al día durante seis semanas, mediante grabaciones que oían con auriculares, recuperaron la consciencia significativamente más rápido y tenía una mejor recuperación que aquellos que no escucharon las historias. Solo 1 de cada 4 despierta después de un año Solamente uno de cada cuatro pacientes en coma logra recuperar la conciencia después de un año, según un estudio que el neurólogo y director de Investigación del Servicio de daño Cerebral del Hospital Nisa Valencia al Mar, el doctor Enrique Noé, publicó en 2012 en la revista «Archives of Physical Medical Rehabilitation», la revista oficial del Congreso Americano de Rehabilitación. «A pesar de que las películas de Hollywood nos han mostrado habitualmente personas que de pronto despiertan del coma y se comportan como si nada hubiera ocurrido, lamentablemente esto nunca es así», aseguraba el doctor. De acuerdo a los datos del estudio, la recuperación del coma es un proceso lento que puede tardar meses o años y a lo largo de los cuales solo una minoría de pacientes es capaz de mostrar respuestas, a menudo difíciles de detectar, de que está «despertando». Entre los factores que influyen en el pronóstico del coma destaca la causa de la lesión cerebral (mejor pronóstico en los casos de traumatismos craneoencefálicos),la edad (mejor pronóstico en las personas más jóvenes) y el tiempo transcurrido desde la lesión. En términos generales, «cuanto más tarden estos pacientes en recuperar su consciencia, más difícil es que lo hagan», apuntaba el doctor Noé.
 
acolor.es - Diseño de paginas webbuscaprat.com - Guia comercial de el prat
aColorBuscaprat