Muere por una infestación de larvas de tenia en el cerebro tras comer carne cruda

Un joven de 18 años se presentó en el servicio de urgencias de un hospital de la India con convulsiones tónico-clónicas generalizadas, que pueden causar rigidez del cuerpo o la pérdida de la conciencia. Sus padres informaron a los médicos que había estado teniendo dolor en la ingle durante una semana. En el examen físico, el hombre tenía hinchazón en el ojo derecho y sensibilidad en el testículo derecho. Tal y como explica el New England Journal of Medicine, las imágenes por resonancia magnética de la cabeza mostraron numerosos quistes en toda la corteza cerebral, en el tronco del encefálo y el cerebelo. ¿La causa? Una neurocisticercosis. Se trata de una afectación del sistema nervioso central por las larvas de la «taenia solium» o tenia del cerdo, que se produce tras la ingestión de carne de cerdo contaminada (normalmente cruda o poco hecha). Cada quiste correspondía a un huevo o larva de tenia. La alta concentración de estos quistes impidió el tratamiento con medicamentos antiparasitarios, ya que podrían haber empeorado la inflamación y el edema cerebral. A pesar de que si pudo recibir un tratamiento a base de medicamentos antiepilépticos, el paciente murió dos semanas después.
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
Un joven de 18 años se presentó en el servicio de urgencias de un hospital de la India con convulsiones tónico-clónicas generalizadas, que pueden causar rigidez del cuerpo o la pérdida de la conciencia. Sus padres informaron a los médicos que había estado teniendo dolor en la ingle durante una semana. En el examen físico, el hombre tenía hinchazón en el ojo derecho y sensibilidad en el testículo derecho. Tal y como explica el New England Journal of Medicine, las imágenes por resonancia magnética de la cabeza mostraron numerosos quistes en toda la corteza cerebral, en el tronco del encefálo y el cerebelo. ¿La causa? Una neurocisticercosis. Se trata de una afectación del sistema nervioso central por las larvas de la «taenia solium» o tenia del cerdo, que se produce tras la ingestión de carne de cerdo contaminada (normalmente cruda o poco hecha). Cada quiste correspondía a un huevo o larva de tenia. La alta concentración de estos quistes impidió el tratamiento con medicamentos antiparasitarios, ya que podrían haber empeorado la inflamación y el edema cerebral. A pesar de que si pudo recibir un tratamiento a base de medicamentos antiepilépticos, el paciente murió dos semanas después.
 
acolor.es - Diseño de paginas webbuscaprat.com - Guia comercial de el prat
aColorBuscaprat