Los protectores gástricos pueden desencadenar alergias o potenciarlas

Un estudio científico austríaco ha corroborado que los medicamentos de protección gástrica pueden tener una incidencia importante en la aparición de alergias, que incluso pueden potenciar, informó este miércoles la Universidad de Medicina de Viena en un comunicado. La investigación, publicada en la revista «Nature Communications» advierte de los peligros de consumir fármacos de protección gástrica. «Cualquiera que use agentes protectores del estómago, como los inhibidores de la bomba de protones (PPI),aumenta entre dos y tres veces el riesgo de síntomas alérgicos que requieren tratamiento», advierte Galateja Jordakieva, la autora principal del trabajo. La explicación del fenómeno es que los medicamentos antiácidos impiden que se degraden en el estómago los alérgenos alimentarios, que suelen ser las proteínas de mayor tamaño, y por lo tanto suelen pasar a otros órganos como el intestino. Cuando hay que tratar reacciones al estrés, como la acidez estomacal, es más apropiado cambiar el estilo de vida o el equilibrio entre la vida laboral y la vida personal El estudio ha contado con la colaboración de las compañías de seguros de salud austríacas, que proporcionaron los datos de prescripción del 97 % de la población del país alpino entre los años 2009 y 2013. Con esa información, los investigadores examinaron las recetas de medicamentos contra alergias en aquellas personas que habían recibido previamente recetas de un protector gástrico. Las conclusiones del estudio respaldan trabajos en la materia previos, que sugerían ya que los medicamentos de protección gástrica tendían a aumentar o incluso desencadenar alergia Las conclusiones del estudio respaldan trabajos en la materia previos, que sugerían ya que los medicamentos de protección gástrica tendían a aumentar o incluso desencadenar alergias. La directora del estudio, Erika Jensen-Jarolim, recomienda dejar de usarlos «una vez han completado su tarea prescrita médicamente» y recuerda que estos medicamentos simplemente alivian los síntomas y no combaten la causa de la enfermedad. «Cuando hay que tratar reacciones al estrés, como la acidez estomacal, es más apropiado cambiar el estilo de vida o el equilibrio entre la vida laboral y la vida personal», aconseja.
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
Un estudio científico austríaco ha corroborado que los medicamentos de protección gástrica pueden tener una incidencia importante en la aparición de alergias, que incluso pueden potenciar, informó este miércoles la Universidad de Medicina de Viena en un comunicado. La investigación, publicada en la revista «Nature Communications» advierte de los peligros de consumir fármacos de protección gástrica. «Cualquiera que use agentes protectores del estómago, como los inhibidores de la bomba de protones (PPI),aumenta entre dos y tres veces el riesgo de síntomas alérgicos que requieren tratamiento», advierte Galateja Jordakieva, la autora principal del trabajo. La explicación del fenómeno es que los medicamentos antiácidos impiden que se degraden en el estómago los alérgenos alimentarios, que suelen ser las proteínas de mayor tamaño, y por lo tanto suelen pasar a otros órganos como el intestino. Cuando hay que tratar reacciones al estrés, como la acidez estomacal, es más apropiado cambiar el estilo de vida o el equilibrio entre la vida laboral y la vida personal El estudio ha contado con la colaboración de las compañías de seguros de salud austríacas, que proporcionaron los datos de prescripción del 97 % de la población del país alpino entre los años 2009 y 2013. Con esa información, los investigadores examinaron las recetas de medicamentos contra alergias en aquellas personas que habían recibido previamente recetas de un protector gástrico. Las conclusiones del estudio respaldan trabajos en la materia previos, que sugerían ya que los medicamentos de protección gástrica tendían a aumentar o incluso desencadenar alergia Las conclusiones del estudio respaldan trabajos en la materia previos, que sugerían ya que los medicamentos de protección gástrica tendían a aumentar o incluso desencadenar alergias. La directora del estudio, Erika Jensen-Jarolim, recomienda dejar de usarlos «una vez han completado su tarea prescrita médicamente» y recuerda que estos medicamentos simplemente alivian los síntomas y no combaten la causa de la enfermedad. «Cuando hay que tratar reacciones al estrés, como la acidez estomacal, es más apropiado cambiar el estilo de vida o el equilibrio entre la vida laboral y la vida personal», aconseja.
 
acolor.es - Diseño de paginas webbuscaprat.com - Guia comercial de el prat
aColorBuscaprat