La estrategia que evitará que engordes durante las vacaciones de verano

Subirse a la báscula es algo sencillo, aunque muchos lo evitan porque prefieren vivir en la ignorancia. Y más aún cuando estamos de vacaciones, relajados, y comemos en el buffet del hotel. Pero si te preocupa tu peso y quieres adelgazar, quizás deberías cambiar de mentalidad. Ahora, una nueva investigación, publicada en la revista «Obesity», ha demostrado que pesarse a diario es una estrategia efectiva para no engordar durante las vacaciones. [Adelgazar no es tan difícil, solo necesitas 15 minutos al día] El estudio examinó a 111 adultos de entre 18 y 65 años entre mediados de noviembre de 2017 y enero de 2018. Después, los investigadores realizaron un seguimiento de 14 semanas. Los participantes que se pesaron diariamente y recibieron documentos gráficos de sus cambios de peso durante la temporada de vacaciones consiguieron mantenerse o adelgazar, mientras que aquellos que no realizaron el control de peso diario engordaron. A los participantes del grupo de intervención se les dijo que tenían que tratar de mantener su peso de referencia durante la temporada de vacaciones, pero sin explicarles cómo lograr ese objetivo. Esto permitió a cada participante elegir cómo modificar su comportamiento. Por ejemplo, hacer más ejercicio o comer menos. Al mismo tiempo, los participantes en el grupo de control no recibieron ninguna instrucción. «Tal vez se ejerciten un poco más al día siguiente (después de ver un aumento de peso) o eligen lo que comen con más cuidado. Los sujetos seleccionan por sí mismos cómo van a modificar su comportamiento, lo que puede ser efectivo porque sabemos que estas intervenciones no son estándar», explicó la autora del estudio, la doctora Jamie Cooper, profesora asociada del Departamento de Alimentos y Nutrición de la Universidad de Georgia. «Las personas son realmente sensibles a las diferencias entre su estado actual y su estándar u objetivo. Cuando ven esa discrepancia, tienden a cambiar de comportamiento. Pesarse a diario termina consiguiendo eso de una manera realmente clara», asegura Michelle vanDellen, profesora asociada en el Departamento de Psicología de la Universidad de Georgia y segunda autora del estudio. [¿Salmorejo o gazpacho? ¿Comer helado todos los días? Las claves de la «dieta de verano»] Estudios previos han demostrado que las vacaciones pueden contribuir a una ganancia de peso que luego es difícil de perder, incluso en aquellas personas que hacen ejercicio de forma regular. La doctora Cooper agregó que también se ha demostrado que las personas con sobrepeso u obesidad son susceptibles de ganar más peso. El equipo de investigadores quiere ampliar el estudio para determinar si el pesaje por sí solo, son retroalimentación gráfica, sería igual de efectivo para evitar engordar en vacaciones.
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
Subirse a la báscula es algo sencillo, aunque muchos lo evitan porque prefieren vivir en la ignorancia. Y más aún cuando estamos de vacaciones, relajados, y comemos en el buffet del hotel. Pero si te preocupa tu peso y quieres adelgazar, quizás deberías cambiar de mentalidad. Ahora, una nueva investigación, publicada en la revista «Obesity», ha demostrado que pesarse a diario es una estrategia efectiva para no engordar durante las vacaciones. [Adelgazar no es tan difícil, solo necesitas 15 minutos al día] El estudio examinó a 111 adultos de entre 18 y 65 años entre mediados de noviembre de 2017 y enero de 2018. Después, los investigadores realizaron un seguimiento de 14 semanas. Los participantes que se pesaron diariamente y recibieron documentos gráficos de sus cambios de peso durante la temporada de vacaciones consiguieron mantenerse o adelgazar, mientras que aquellos que no realizaron el control de peso diario engordaron. A los participantes del grupo de intervención se les dijo que tenían que tratar de mantener su peso de referencia durante la temporada de vacaciones, pero sin explicarles cómo lograr ese objetivo. Esto permitió a cada participante elegir cómo modificar su comportamiento. Por ejemplo, hacer más ejercicio o comer menos. Al mismo tiempo, los participantes en el grupo de control no recibieron ninguna instrucción. «Tal vez se ejerciten un poco más al día siguiente (después de ver un aumento de peso) o eligen lo que comen con más cuidado. Los sujetos seleccionan por sí mismos cómo van a modificar su comportamiento, lo que puede ser efectivo porque sabemos que estas intervenciones no son estándar», explicó la autora del estudio, la doctora Jamie Cooper, profesora asociada del Departamento de Alimentos y Nutrición de la Universidad de Georgia. «Las personas son realmente sensibles a las diferencias entre su estado actual y su estándar u objetivo. Cuando ven esa discrepancia, tienden a cambiar de comportamiento. Pesarse a diario termina consiguiendo eso de una manera realmente clara», asegura Michelle vanDellen, profesora asociada en el Departamento de Psicología de la Universidad de Georgia y segunda autora del estudio. [¿Salmorejo o gazpacho? ¿Comer helado todos los días? Las claves de la «dieta de verano»] Estudios previos han demostrado que las vacaciones pueden contribuir a una ganancia de peso que luego es difícil de perder, incluso en aquellas personas que hacen ejercicio de forma regular. La doctora Cooper agregó que también se ha demostrado que las personas con sobrepeso u obesidad son susceptibles de ganar más peso. El equipo de investigadores quiere ampliar el estudio para determinar si el pesaje por sí solo, son retroalimentación gráfica, sería igual de efectivo para evitar engordar en vacaciones.