La EFSA alerta de un brote de listeria por trucha y salmón ahumado que ya ha matado a cinco personas

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha informado de un brote de Listeria monocytogenes en varios países vinculado al consumo de pescado ahumado en frío. La fuente del brote, que ha afectado a 22 personas en cinco países desde 2014. es trucha y salmón ahumados en frío producidos en Estonia. Los expertos de la EFSA y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) pudieron confirmar la fuente de la infección mediante la secuenciación de todo el genoma y las investigaciones de trazabilidad. Los países afectados por este brote son: Dinamarca (9 casos),Estonia (6),Finla ndia (2),Francia (1) y Suecia (4). Cinco personas han muerto. El último caso fue reportado en Dinamarca en febrero de 2019. No se pueden descartar nuevos casos hasta que se haya identificado el punto exacto de contaminación en el lugar de procesamiento de alimentos. La listeriosis es una infección causada por el microbio Listeria monocytogenes. Puede encontrarse en una variedad de alimentos crudos, así como en otros procesados y hechos con leche no pasteurizada. Esta bacteria es distinta a muchos otros gérmenes porque puede crecer incluso dentro de las temperaturas frías de un refrigerador. Los síntomas incluyen fiebre y escalofríos, dolor de cabeza, malestar estomacal y vómitos. La enfermedad, que se trata con antibióticos, afecta principalmente a mujeres embarazadas, recién nacidos, adultos mayores y personas con el sistema inmunitario debilitado. Aunque cursa de forma leve para las mujeres embarazadas, causa una enfermedad grave en el feto o el bebé recién nacido. En los adultos de 65 años y mayores, y las personas con el sistema inmunitario debilitado puede desencadenar infecciones graves del torrente sanguíneo (septicemia) o el cerebro (meningitis o encefalitis). Las infecciones por Listeria también pueden afectar a otras partes del cuerpo, entre ellas los huesos, las articulaciones y partes del pecho y el abdomen, según indican los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU.
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha informado de un brote de Listeria monocytogenes en varios países vinculado al consumo de pescado ahumado en frío. La fuente del brote, que ha afectado a 22 personas en cinco países desde 2014. es trucha y salmón ahumados en frío producidos en Estonia. Los expertos de la EFSA y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) pudieron confirmar la fuente de la infección mediante la secuenciación de todo el genoma y las investigaciones de trazabilidad. Los países afectados por este brote son: Dinamarca (9 casos),Estonia (6),Finla ndia (2),Francia (1) y Suecia (4). Cinco personas han muerto. El último caso fue reportado en Dinamarca en febrero de 2019. No se pueden descartar nuevos casos hasta que se haya identificado el punto exacto de contaminación en el lugar de procesamiento de alimentos. La listeriosis es una infección causada por el microbio Listeria monocytogenes. Puede encontrarse en una variedad de alimentos crudos, así como en otros procesados y hechos con leche no pasteurizada. Esta bacteria es distinta a muchos otros gérmenes porque puede crecer incluso dentro de las temperaturas frías de un refrigerador. Los síntomas incluyen fiebre y escalofríos, dolor de cabeza, malestar estomacal y vómitos. La enfermedad, que se trata con antibióticos, afecta principalmente a mujeres embarazadas, recién nacidos, adultos mayores y personas con el sistema inmunitario debilitado. Aunque cursa de forma leve para las mujeres embarazadas, causa una enfermedad grave en el feto o el bebé recién nacido. En los adultos de 65 años y mayores, y las personas con el sistema inmunitario debilitado puede desencadenar infecciones graves del torrente sanguíneo (septicemia) o el cerebro (meningitis o encefalitis). Las infecciones por Listeria también pueden afectar a otras partes del cuerpo, entre ellas los huesos, las articulaciones y partes del pecho y el abdomen, según indican los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU.