Investigan la relación entre vapear y un mayor riesgo de convulsiones neurológicas

Las autoridades sanitarias de EE. UU. (FDA) ha abierto una investigación sobre la asociación entre el consumo de cigarrillos electrónicos y un mayor riesgo de convulsiones u otros síntomas neurológicos tras haber recibido más de 100 informes. Sin embargo, los investigadores todavía tienen que determinar si el vapeo estaba directamente relacionado con los casos. «La FDA continúa su investigación para determinar si existe una relación directa entre el uso de cigarrillos electrónicos y el riesgo de convulsiones u otros síntomas neurológicos», señaló Ned Sharpless, comisionado interino de la FDA. Los casos reportados ocurrieron entre 2010 y 2019 y, además de las convulsiones, algunas personas informaron desmayos o temblores. Sharpless indicó que «todavía no tenemos suficiente información para determinar si los cigarrillos electrónicos están causando estos incidentes», pero pidió a los usuarios que continuaran presentando informes. Las convulsiones ocurrieron después de algunas inhalaciones o hasta un día después de su uso». La información «puede ayudarnos a identificar factores de riesgo comunes y determinar si algún atributo específico de un producto de cigarrillo electrónico, como el contenido o la formulación de nicotina, puede tener más probabilidades de contribuir a las convulsiones», apuntó. Los casos, asegura la FDA, se produjeron en usuarios de cigarrillos electrónicos nuevos y en los más antiguos, y «se informó que las convulsiones ocurrieron después de algunas inhalaciones o hasta un día después de su uso». «Es fundamental que los profesionales de la salud, los consumidores, los padres, los maestros y otros adultos interesados, así como los usuarios jóvenes y adultos jóvenes, aporten a la FDA información detallada sobre cualquier incidente pasado o futuro de convulsiones después del uso de cigarrillos electrónicos», añadió.
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
Las autoridades sanitarias de EE. UU. (FDA) ha abierto una investigación sobre la asociación entre el consumo de cigarrillos electrónicos y un mayor riesgo de convulsiones u otros síntomas neurológicos tras haber recibido más de 100 informes. Sin embargo, los investigadores todavía tienen que determinar si el vapeo estaba directamente relacionado con los casos. «La FDA continúa su investigación para determinar si existe una relación directa entre el uso de cigarrillos electrónicos y el riesgo de convulsiones u otros síntomas neurológicos», señaló Ned Sharpless, comisionado interino de la FDA. Los casos reportados ocurrieron entre 2010 y 2019 y, además de las convulsiones, algunas personas informaron desmayos o temblores. Sharpless indicó que «todavía no tenemos suficiente información para determinar si los cigarrillos electrónicos están causando estos incidentes», pero pidió a los usuarios que continuaran presentando informes. Las convulsiones ocurrieron después de algunas inhalaciones o hasta un día después de su uso». La información «puede ayudarnos a identificar factores de riesgo comunes y determinar si algún atributo específico de un producto de cigarrillo electrónico, como el contenido o la formulación de nicotina, puede tener más probabilidades de contribuir a las convulsiones», apuntó. Los casos, asegura la FDA, se produjeron en usuarios de cigarrillos electrónicos nuevos y en los más antiguos, y «se informó que las convulsiones ocurrieron después de algunas inhalaciones o hasta un día después de su uso». «Es fundamental que los profesionales de la salud, los consumidores, los padres, los maestros y otros adultos interesados, así como los usuarios jóvenes y adultos jóvenes, aporten a la FDA información detallada sobre cualquier incidente pasado o futuro de convulsiones después del uso de cigarrillos electrónicos», añadió.