Explicación: ¿Puede el iris desprenderse del ojo?

Desde el año 2005, la web del «New England Journal of Medicine» cuenta con la sección «Image Challenge», en la que muestra una imagen y pide a los usuarios que intenten adivinar de qué anomalía se trata a través de varias opciones. Una de las últimas imágenes sugeridas es la que encabeza este texto. La descripción es la siguiente: «Un hombre de 48 años se presentó en la clínica oftalmológica tras una semana de dolor ocular y visión doble y borrosa en su ojo izquierdo. ¿Cuál es la anormalidad representada?». En este caso, la respuesta correcta es la separación del iris, también conocida como iridodiálisis, que según la Clínica Universidad de Navarra, es la «desinserción traumática o quirúrgica de la raíz del iris». En otras palabras, esta anomalía consiste en el desgarro del iris respecto al cuerpo ciliar, al que va unido normalmente. El desprendimiento puede estar causado por un traumatismo o como resultado de una intervención quirúrgica sobre el ojo. Según el NEJM, «el paciente notó los primeros síntomas tras golpearse en el ojo con un cordón elástico de goma que estaba usando para asegurar una motocicleta». Los casos leves de iridodiálisis no suelen precisar tratamiento; no obstante, en los graves sí es necesaria una intervención quirúrgica para suturar la lesión.
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
Desde el año 2005, la web del «New England Journal of Medicine» cuenta con la sección «Image Challenge», en la que muestra una imagen y pide a los usuarios que intenten adivinar de qué anomalía se trata a través de varias opciones. Una de las últimas imágenes sugeridas es la que encabeza este texto. La descripción es la siguiente: «Un hombre de 48 años se presentó en la clínica oftalmológica tras una semana de dolor ocular y visión doble y borrosa en su ojo izquierdo. ¿Cuál es la anormalidad representada?». En este caso, la respuesta correcta es la separación del iris, también conocida como iridodiálisis, que según la Clínica Universidad de Navarra, es la «desinserción traumática o quirúrgica de la raíz del iris». En otras palabras, esta anomalía consiste en el desgarro del iris respecto al cuerpo ciliar, al que va unido normalmente. El desprendimiento puede estar causado por un traumatismo o como resultado de una intervención quirúrgica sobre el ojo. Según el NEJM, «el paciente notó los primeros síntomas tras golpearse en el ojo con un cordón elástico de goma que estaba usando para asegurar una motocicleta». Los casos leves de iridodiálisis no suelen precisar tratamiento; no obstante, en los graves sí es necesaria una intervención quirúrgica para suturar la lesión.