Estos son los síntomas de la fibromialgia

María José Campanario vuelve a estar ingresada a causa de la fibromialgia que padece desde hace más de una década. Esta enfermedad crónica, que provoca dolores generalizados y un agotamiento profundo, no tiene cura, aunque sí que existen tratamientos para intentar que el paciente tenga una mejor calidad de vida. Campanario no es el único rostro conocido con esta enfermedad, que afecta a entre el 2 y el 6% de la población, sobre todo mujeres. Hace un par de años, Lady Gaga tuvo que cancelar su gira por la misma causa. La fibromialgia se caracteriza por dolor musculoesquelético generalizado y sensación dolorosa a la presión en unos puntos específicos. Este dolor se parece al originado en las articulaciones, pero no es una enfermedad articular, informan desde la Fundación Española de Reumatología. Además del dolor, la fibromialgia ocasiona muchos otros síntomas: el 90% de los pacientes tienen cansancio, el 70-80% trastornos del sueño y hasta un 25% ansiedad o depresión. También son muy frecuentes síntomas como mala tolerancia al esfuerzo, sensación de rigidez generalizada (sobre todo al levantarse por las mañanas),sensación de inflamación mal delimitada en manos y pies, hormigueos que afectan de forma difusa sobre a las manos, jaquecas, dolores en la menstruación, colon irritable, sequedad en la boca y los ojos. El origen de esta enfermedad es desconocido, aunque se han descrito casos de fibromialgia que comienzan después de procesos puntuales, como puede ser una infección bacteriana o viral, un accidente de automóvil, la separación matrimonial o el divorcio, un problema con los hijos... En otros casos debuta después de que otra enfermedad conocida limite la calidad de vida del enfermo (artritis reumatoide, lupus eritematoso...). Estos agentes desencadenantes no parecen causar la enfermedad, sino que lo que probablemente hacen es despertarla en una persona que ya tiene una anomalía oculta en la regulación de su capacidad de respuesta a determinados estímulos. Además de dolor y agotamiento, la fibromialgia también puede ocasionar uno o varios de los siguientes síntomas típicos: - Trastornos del sueño: A pesar de dormir las horas suficientes, los pacientes que sufren del SFM pueden despertarse y sentirse todavía cansados, como si hubieran dormido apenas. Por otra parte, pueden experimentar dificultades para dormirse o para mantenerse dormidos. Algunos también sufren de apnea durante el sueño. - Anquilosamiento o rigidez: Esta rigidez puede notarse particularmente por la mañana, después de permanecer sentado por períodos prolongados o de estar de pie sin moverse, o por cambios de la temperatura o de la humedad relativa. - Dolores de cabeza o de la cara: Los pacientes con fibromialgia pueden experimentar frecuentes jaquecas, tensión o dolores de cabeza de tipo vascular. - Malestar abdominal: Muchas personas experimentan trastornos digestivos, dolores abdominales, gases, estreñimiento y/o diarrea. En conjunto, estos síntomas generalmente se llaman síndrome de cólon irritable. - Parestesia o entumecimiento : A veces, el SMF se asocia con un entumecimiento u hormigueo (por ejemplo, en las manos o los pies). También conocida como parestesia, la sensación se puede describir como picazón o ardor. - Sensibilidad a la temperatura: Los que sufren de fibromialgia tienden a tener una alta sensibilidad a la temperatura ambiente. A veces, se manifiesta una sensibilidad inusitada al frío en las manos o en los pies, acompañada de cambios de color en la piel. Esta condición se conoce como el "Fenómeno de Raynaud". - Problemas de la piel: Síntomas molestos, como prurito, sequedad o manchas. Los pacientes con fibromialgia también pueden experimentar una sensación de hinchazón, particularmente en las extremidades, como en los dedos. Sin embargo, este tipo de hinchazón no es equivalente a la inflamación asociada con la artritis; más bien, es una anomalía localizada de la fibromialgia cuya causa es desconocida actualmente. - Desequilibrio: Los pacientes pueden experimentar problemas de vértigo y/o del equilibrio que se manifiestan de varias maneras. - Trastornos cognoscitivos: Las personas que tienen fibromialgia informan sobre una variedad de síntomas cognoscitivos que tienden a cambiar según el día. Estos incluyen dificultad para concentrarse, «lentitud mental», pérdida de la memoria, sentirse fácilmente abrumado, etc. - Síndrome de las piernas inquietas : A veces, algunos pacientes presentan un trastorno neurológico conocido como el síndrome de las piernas inquietas, que se caracteriza por un impulso incontrolable de mover las piernas, sobre todo cuando se está descansando o reposando. - Hipersensibilidad ambiental: Es frecuente la hipersensibilidad a la luz, ruidos, olores y cambios del tiempo. Generalmente estas sensibilidades se explican como resultado de la hipervigilancia que se observa en el sistema nervioso de los pacientes. - Depresión y ansiedad: Aunque con frecuencia los pacientes son diagnosticados incorrectamente con trastornos de depresión o ansiedad, la investigación ha mostrado repetidas veces que la fibromialgia no es una forma de depresión ni de hipocondría. Sin embargo, siempre que la depresión o la ansiedad ocurran con la fibromialgia, es importante su tratamiento ya que estas condiciones pueden exacerbar el SFM e interferir con el manejo exitoso de los síntomas.
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
María José Campanario vuelve a estar ingresada a causa de la fibromialgia que padece desde hace más de una década. Esta enfermedad crónica, que provoca dolores generalizados y un agotamiento profundo, no tiene cura, aunque sí que existen tratamientos para intentar que el paciente tenga una mejor calidad de vida. Campanario no es el único rostro conocido con esta enfermedad, que afecta a entre el 2 y el 6% de la población, sobre todo mujeres. Hace un par de años, Lady Gaga tuvo que cancelar su gira por la misma causa. La fibromialgia se caracteriza por dolor musculoesquelético generalizado y sensación dolorosa a la presión en unos puntos específicos. Este dolor se parece al originado en las articulaciones, pero no es una enfermedad articular, informan desde la Fundación Española de Reumatología. Además del dolor, la fibromialgia ocasiona muchos otros síntomas: el 90% de los pacientes tienen cansancio, el 70-80% trastornos del sueño y hasta un 25% ansiedad o depresión. También son muy frecuentes síntomas como mala tolerancia al esfuerzo, sensación de rigidez generalizada (sobre todo al levantarse por las mañanas),sensación de inflamación mal delimitada en manos y pies, hormigueos que afectan de forma difusa sobre a las manos, jaquecas, dolores en la menstruación, colon irritable, sequedad en la boca y los ojos. El origen de esta enfermedad es desconocido, aunque se han descrito casos de fibromialgia que comienzan después de procesos puntuales, como puede ser una infección bacteriana o viral, un accidente de automóvil, la separación matrimonial o el divorcio, un problema con los hijos... En otros casos debuta después de que otra enfermedad conocida limite la calidad de vida del enfermo (artritis reumatoide, lupus eritematoso...). Estos agentes desencadenantes no parecen causar la enfermedad, sino que lo que probablemente hacen es despertarla en una persona que ya tiene una anomalía oculta en la regulación de su capacidad de respuesta a determinados estímulos. Además de dolor y agotamiento, la fibromialgia también puede ocasionar uno o varios de los siguientes síntomas típicos: - Trastornos del sueño: A pesar de dormir las horas suficientes, los pacientes que sufren del SFM pueden despertarse y sentirse todavía cansados, como si hubieran dormido apenas. Por otra parte, pueden experimentar dificultades para dormirse o para mantenerse dormidos. Algunos también sufren de apnea durante el sueño. - Anquilosamiento o rigidez: Esta rigidez puede notarse particularmente por la mañana, después de permanecer sentado por períodos prolongados o de estar de pie sin moverse, o por cambios de la temperatura o de la humedad relativa. - Dolores de cabeza o de la cara: Los pacientes con fibromialgia pueden experimentar frecuentes jaquecas, tensión o dolores de cabeza de tipo vascular. - Malestar abdominal: Muchas personas experimentan trastornos digestivos, dolores abdominales, gases, estreñimiento y/o diarrea. En conjunto, estos síntomas generalmente se llaman síndrome de cólon irritable. - Parestesia o entumecimiento : A veces, el SMF se asocia con un entumecimiento u hormigueo (por ejemplo, en las manos o los pies). También conocida como parestesia, la sensación se puede describir como picazón o ardor. - Sensibilidad a la temperatura: Los que sufren de fibromialgia tienden a tener una alta sensibilidad a la temperatura ambiente. A veces, se manifiesta una sensibilidad inusitada al frío en las manos o en los pies, acompañada de cambios de color en la piel. Esta condición se conoce como el "Fenómeno de Raynaud". - Problemas de la piel: Síntomas molestos, como prurito, sequedad o manchas. Los pacientes con fibromialgia también pueden experimentar una sensación de hinchazón, particularmente en las extremidades, como en los dedos. Sin embargo, este tipo de hinchazón no es equivalente a la inflamación asociada con la artritis; más bien, es una anomalía localizada de la fibromialgia cuya causa es desconocida actualmente. - Desequilibrio: Los pacientes pueden experimentar problemas de vértigo y/o del equilibrio que se manifiestan de varias maneras. - Trastornos cognoscitivos: Las personas que tienen fibromialgia informan sobre una variedad de síntomas cognoscitivos que tienden a cambiar según el día. Estos incluyen dificultad para concentrarse, «lentitud mental», pérdida de la memoria, sentirse fácilmente abrumado, etc. - Síndrome de las piernas inquietas : A veces, algunos pacientes presentan un trastorno neurológico conocido como el síndrome de las piernas inquietas, que se caracteriza por un impulso incontrolable de mover las piernas, sobre todo cuando se está descansando o reposando. - Hipersensibilidad ambiental: Es frecuente la hipersensibilidad a la luz, ruidos, olores y cambios del tiempo. Generalmente estas sensibilidades se explican como resultado de la hipervigilancia que se observa en el sistema nervioso de los pacientes. - Depresión y ansiedad: Aunque con frecuencia los pacientes son diagnosticados incorrectamente con trastornos de depresión o ansiedad, la investigación ha mostrado repetidas veces que la fibromialgia no es una forma de depresión ni de hipocondría. Sin embargo, siempre que la depresión o la ansiedad ocurran con la fibromialgia, es importante su tratamiento ya que estas condiciones pueden exacerbar el SFM e interferir con el manejo exitoso de los síntomas.