Este es el lugar del mundo donde más se fuma

Casi uno de cada tres europeos fuma (29%). En total, 209 millones de personas fuman en el continente, lo que supone la mayor proporción de consumo de tabaco en el mundo. De ellos, 74 millones son mujeres, también el porcentaje más alto a nivel mundial, según un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS). «Cambiar esta tendencia requiere una mayor definición e implementación de estrategias sensibles al género», señala el informe 'El uso del tabaco en Europa: informe de tendencias 2019', publicado este miércoles con motivo del Día Mundial Sin Tabaco (WNTD) 2019, que se celebra este el 31 de mayo, y en el que, lamentablemente, el organismo confirma que «el consumo de tabaco sigue siendo un problema de salud pública de suma importancia», informa Ep. El informe refleja que 9 de cada 10 muertes por cáncer de tráquea, bronquios y pulmón en la Región de Europa están relacionadas con el tabaco. También el 18 por ciento de las muertes por enfermedades no transmisibles (ENT) fueron atribuibles al consumo de tabaco en 2018 en la Región de Europa. Además, el 27 por ciento de las muertes por cáncer se atribuyeron al consumo de tabaco en 2018. La OMS también señala que el compromiso mundial de reducir el consumo de tabaco en un 30 por ciento para 2025 no será posible, ya que si la tendencia continúa, solo se logrará una reducción del 22% para 2025. «Si bien es alentadora, la disminución del consumo de tabaco no es suficiente para alcanzar el objetivo de reducción del 30 por ciento establecido en el Plan de acción para la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles en la Región Europea de la OMS 2016-2025. Esto será factible, pero solo si los países lo hacen», advierte el informe. «Existe un gran potencial para mejorar la salud mediante la implementación de políticas que sabemos que son efectivas, como el aumento de impuestos, el uso de empaquetados simples, la prohibición de publicidad y la eliminación del humo de segunda mano. Si los países no toman medidas, perderemos la oportunidad de utilizar el control del tabaco como una palanca importante para mejorar la salud pública», ha señalado Kristina Mauer-Stender, Directora de Programas para el Control del Tabaco en la OMS/Europa. «El informe de tendencias revela algunas oportunidades clave para la acción, por ejemplo, abordar el control del tabaco en países donde las mujeres aún no han empezado a fumar», añade la experta, quien apuesta por aumentar la conciencia sobre el impacto negativo del tabaco en la salud pulmonar de las personas.
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
Casi uno de cada tres europeos fuma (29%). En total, 209 millones de personas fuman en el continente, lo que supone la mayor proporción de consumo de tabaco en el mundo. De ellos, 74 millones son mujeres, también el porcentaje más alto a nivel mundial, según un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS). «Cambiar esta tendencia requiere una mayor definición e implementación de estrategias sensibles al género», señala el informe 'El uso del tabaco en Europa: informe de tendencias 2019', publicado este miércoles con motivo del Día Mundial Sin Tabaco (WNTD) 2019, que se celebra este el 31 de mayo, y en el que, lamentablemente, el organismo confirma que «el consumo de tabaco sigue siendo un problema de salud pública de suma importancia», informa Ep. El informe refleja que 9 de cada 10 muertes por cáncer de tráquea, bronquios y pulmón en la Región de Europa están relacionadas con el tabaco. También el 18 por ciento de las muertes por enfermedades no transmisibles (ENT) fueron atribuibles al consumo de tabaco en 2018 en la Región de Europa. Además, el 27 por ciento de las muertes por cáncer se atribuyeron al consumo de tabaco en 2018. La OMS también señala que el compromiso mundial de reducir el consumo de tabaco en un 30 por ciento para 2025 no será posible, ya que si la tendencia continúa, solo se logrará una reducción del 22% para 2025. «Si bien es alentadora, la disminución del consumo de tabaco no es suficiente para alcanzar el objetivo de reducción del 30 por ciento establecido en el Plan de acción para la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles en la Región Europea de la OMS 2016-2025. Esto será factible, pero solo si los países lo hacen», advierte el informe. «Existe un gran potencial para mejorar la salud mediante la implementación de políticas que sabemos que son efectivas, como el aumento de impuestos, el uso de empaquetados simples, la prohibición de publicidad y la eliminación del humo de segunda mano. Si los países no toman medidas, perderemos la oportunidad de utilizar el control del tabaco como una palanca importante para mejorar la salud pública», ha señalado Kristina Mauer-Stender, Directora de Programas para el Control del Tabaco en la OMS/Europa. «El informe de tendencias revela algunas oportunidades clave para la acción, por ejemplo, abordar el control del tabaco en países donde las mujeres aún no han empezado a fumar», añade la experta, quien apuesta por aumentar la conciencia sobre el impacto negativo del tabaco en la salud pulmonar de las personas.
 
acolor.es - Diseño de paginas webbuscaprat.com - Guia comercial de el prat
aColorBuscaprat