El último aliado de los padres para las UCIs neonatales

Cuando nace un bebé, sus padres y familiares esperan salga todo perfecto. Se trata de un proceso maravilloso pero algo complejo, ya que tanto la madre como el pequeño experimentan muchos cambios físicos y emocionales, que forman parte de esa adaptación al ‘mundo real’ y que, en algunos casos, pueden llegar a complicarse o a demorarse. Según explica la Academia Americana de Pediatría, un bebé debe realizar muchos ajustes físicos para la vida fuera del cuerpo de la madre: Los pulmones deben inhalar aire, la circulación cardíaca y pulmonar cambian, el sistema digestivo debe comenzar a procesar comida y excretar residuos; los riñones deben comenzar a funcionar para equilibrar los líquidos y químicos del cuerpo y excretar los residuos; o por ejemplo, el hígado y el sistema inmunitario deben comenzar a funcionar de manera independiente. «Los sistemas del cuerpo de su bebé deben funcionar juntos de una nueva manera. A veces, un bebé puede tener dificultades para atravesar esta transición. Nacer de manera prematura, tener un parto difícil, o tener defectos congénitos, pueden hacer que estos cambios sean aun más desafiantes. Afortunadamente para estos bebés, está disponible el cuidado especial para el recién nacido en las Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales (UCI Neonatal)», subraya. En concreto, un bebé puede tener que estar ingresado en una UCI Neonatal desde algunas horas, días, o hasta un par de meses; siendo el promedio el de unos 20 días. En estos casos, «el mayor beneficio para estos pequeños es la presencia de sus padres, el contacto con ellos», resalta Montserrat Vázquez, auxiliar de Enfermería de la UCI Neonatal del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid. UCI - FJD Eso sí, no es siempre posible para los padres estar las 24 horas del día con sus pequeños, según lamenta, dado que hay veces que alguno de los dos puede tener que incorporarse a sus obligaciones profesionales, ocuparse de otros hijos, o atender compromisos familiares, o bien por otras necesidades que les obliguen a ausentarse puntualmente de la unidad. Cuando esto sucede, entre los progenitores suelen surgir sentimientos de preocupación, de miedo, de frustración, culpa, impotencia o angustia, por ejemplo, que no favorecen el llevar de la mejor manera posible este proceso, especialmente si no se contaba con que el recién nacido iba a tener que ingresar en una unidad de estas características. Esto hace que evitar este tipo de sentimientos entre los padres se convierta también en una prioridad en estos servicios de ingreso neonatal, añade Eva Rueda, responsable del Servicio de Información y Atención al Paciente del citado hospital madrileño, y por eso existen los protocolos de puertas abiertas para favorecer que los padres pasen el mayor tiempo posible junto a sus hijos, sin horarios ni restricciones. «Esto les permite estar mejor informados, participar, e implicarse en el cuidado del recién nacido, en un proceso continuo de aprendizaje, junto con los profesionales de la unidad, sintiéndose con todo ello más seguros, y comprobando y compartiendo la evolución del pequeño en sus primeros días de vida», señala. Nueva apoyo para los padres: las webcams Precisamente, algunos hospitales españoles han querido combatir esta preocupación, inseguridad, miedo, y frustración de los padres por tener que dejar puntualmente al recién nacido solo en el hospital a través de la implantación de webcams en las cunas de la UCIS neonatales. Webcam - FJD Éste es el caso concreto de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, o de los hospitales universitarios Infanta Elena (Valdemoro, Madrid),Rey Juan Carlos (Móstoles, Madrid) o General de Villalba (Madrid),que han instalado estos dispositivos de forma que los padres pueden sentirse seguros, estar informados, y participar e implicarse en el cuidado del recién nacido, las 24 horas del día, aunque puntualmente estén ausentes por las razones que sean. Se trata de darles una tranquilidad que aumenta ahora sabiendo que pueden seguir viéndole también, si puntualmente deben ausentarse del hospita «Se trata de darles una tranquilidad que aumenta ahora sabiendo que pueden seguir viéndole también, si puntualmente deben ausentarse del hospital», apunta Rueda. En concreto, las webcams ofrecen imagen en tiempo real y las 24 horas del día, desde el móvil, la tableta o el ordenador. Además, para garantizar la privacidad y seguridad en su uso, el hospital no guarda grabación de las imágenes, no se reproduce sonido, y sólo está disponible para los progenitores. «Dejarlas aquí e irte a casa es muy difícil, pero sé que están bien cuidadas. El poder verlas cuando quiera a través de la webcam me deja más tranquila», destaca Virginia, madre de Érika y de Valeria, que vinieron al mundo hace un mes con 30 semanas y 5 días de gestación. «Me conecto todas las veces que puedo, desde casa, en el trayecto hacia allí, o de regreso al hospital, así como en la calle. Me parece una idea estupenda, y me aporta mucha tranquilidad», según celebra esta madre.
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
Cuando nace un bebé, sus padres y familiares esperan salga todo perfecto. Se trata de un proceso maravilloso pero algo complejo, ya que tanto la madre como el pequeño experimentan muchos cambios físicos y emocionales, que forman parte de esa adaptación al ‘mundo real’ y que, en algunos casos, pueden llegar a complicarse o a demorarse. Según explica la Academia Americana de Pediatría, un bebé debe realizar muchos ajustes físicos para la vida fuera del cuerpo de la madre: Los pulmones deben inhalar aire, la circulación cardíaca y pulmonar cambian, el sistema digestivo debe comenzar a procesar comida y excretar residuos; los riñones deben comenzar a funcionar para equilibrar los líquidos y químicos del cuerpo y excretar los residuos; o por ejemplo, el hígado y el sistema inmunitario deben comenzar a funcionar de manera independiente. «Los sistemas del cuerpo de su bebé deben funcionar juntos de una nueva manera. A veces, un bebé puede tener dificultades para atravesar esta transición. Nacer de manera prematura, tener un parto difícil, o tener defectos congénitos, pueden hacer que estos cambios sean aun más desafiantes. Afortunadamente para estos bebés, está disponible el cuidado especial para el recién nacido en las Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales (UCI Neonatal)», subraya. En concreto, un bebé puede tener que estar ingresado en una UCI Neonatal desde algunas horas, días, o hasta un par de meses; siendo el promedio el de unos 20 días. En estos casos, «el mayor beneficio para estos pequeños es la presencia de sus padres, el contacto con ellos», resalta Montserrat Vázquez, auxiliar de Enfermería de la UCI Neonatal del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid. UCI - FJD Eso sí, no es siempre posible para los padres estar las 24 horas del día con sus pequeños, según lamenta, dado que hay veces que alguno de los dos puede tener que incorporarse a sus obligaciones profesionales, ocuparse de otros hijos, o atender compromisos familiares, o bien por otras necesidades que les obliguen a ausentarse puntualmente de la unidad. Cuando esto sucede, entre los progenitores suelen surgir sentimientos de preocupación, de miedo, de frustración, culpa, impotencia o angustia, por ejemplo, que no favorecen el llevar de la mejor manera posible este proceso, especialmente si no se contaba con que el recién nacido iba a tener que ingresar en una unidad de estas características. Esto hace que evitar este tipo de sentimientos entre los padres se convierta también en una prioridad en estos servicios de ingreso neonatal, añade Eva Rueda, responsable del Servicio de Información y Atención al Paciente del citado hospital madrileño, y por eso existen los protocolos de puertas abiertas para favorecer que los padres pasen el mayor tiempo posible junto a sus hijos, sin horarios ni restricciones. «Esto les permite estar mejor informados, participar, e implicarse en el cuidado del recién nacido, en un proceso continuo de aprendizaje, junto con los profesionales de la unidad, sintiéndose con todo ello más seguros, y comprobando y compartiendo la evolución del pequeño en sus primeros días de vida», señala. Nueva apoyo para los padres: las webcams Precisamente, algunos hospitales españoles han querido combatir esta preocupación, inseguridad, miedo, y frustración de los padres por tener que dejar puntualmente al recién nacido solo en el hospital a través de la implantación de webcams en las cunas de la UCIS neonatales. Webcam - FJD Éste es el caso concreto de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, o de los hospitales universitarios Infanta Elena (Valdemoro, Madrid),Rey Juan Carlos (Móstoles, Madrid) o General de Villalba (Madrid),que han instalado estos dispositivos de forma que los padres pueden sentirse seguros, estar informados, y participar e implicarse en el cuidado del recién nacido, las 24 horas del día, aunque puntualmente estén ausentes por las razones que sean. Se trata de darles una tranquilidad que aumenta ahora sabiendo que pueden seguir viéndole también, si puntualmente deben ausentarse del hospita «Se trata de darles una tranquilidad que aumenta ahora sabiendo que pueden seguir viéndole también, si puntualmente deben ausentarse del hospital», apunta Rueda. En concreto, las webcams ofrecen imagen en tiempo real y las 24 horas del día, desde el móvil, la tableta o el ordenador. Además, para garantizar la privacidad y seguridad en su uso, el hospital no guarda grabación de las imágenes, no se reproduce sonido, y sólo está disponible para los progenitores. «Dejarlas aquí e irte a casa es muy difícil, pero sé que están bien cuidadas. El poder verlas cuando quiera a través de la webcam me deja más tranquila», destaca Virginia, madre de Érika y de Valeria, que vinieron al mundo hace un mes con 30 semanas y 5 días de gestación. «Me conecto todas las veces que puedo, desde casa, en el trayecto hacia allí, o de regreso al hospital, así como en la calle. Me parece una idea estupenda, y me aporta mucha tranquilidad», según celebra esta madre.
 
acolor.es - Diseño de paginas webbuscaprat.com - Guia comercial de el prat
aColorBuscaprat