El test de orina casero podría revolucionar el diagnóstico del cáncer de próstata

Una sencilla prueba de orina podría revolucionar el diagnóstico del cáncer de próstata. El test usa muestras de orina recogidas en el hogar, según una nueva investigación publicada en publica en la revista BioTechniques. Desarrollado por un equipo de la Universidad de East Anglia y la de Norfolk y el Hospital de Norwich (Reino Unido) la prueba predice si los pacientes requerirán tratamiento hasta cinco años antes que los métodos clínicos estándar. El test supone un gran paso porque la primera micción del día proporciona niveles de biomarcadores de la próstata que son mucho más altos y más consistentes. Los investigadores esperan que la introducción del 'Kit de recogida en el hogar' pueda revolucionar el diagnóstico de la enfermedad. «El cáncer de próstata es el cáncer más común en los varones del Reino Unido. Por lo general, se desarrolla lentamente y la mayoría de los cánceres no requerirá tratamiento. Sin embargo, los médicos luchan para predecir qué tumores se volverán agresivos, lo que dificulta decidir el tratamiento para muchos hombres», señala el investigador principal, Jeremy Clark. Los médicos luchan para predecir qué tumores se volverán agresivos, lo que dificulta decidir el tratamiento para muchos hombres Actualmente, las pruebas más utilizadas para el cáncer de próstata incluyen análisis de sangre, un examen físico conocido como examen rectal digital, una resonancia magnética o una biopsia. «Desarrollamos este test, que analiza la expresión génica en muestras de orina y proporciona información vital sobre si un cáncer es agresivo o 'de bajo riesgo». La clave está en recoger la primera muestra de orina de la mañana. «Debido a que la próstata secreta constantemente, la recolección de orina de la primera micción del día del hombre significa que los niveles de biomarcadores de la próstata son mucho más altos y más consistentes», afirma. Y añade: «Ser capaz de proporcionar simplemente una muestra de orina en casa y publicar una muestra para su análisis realmente podría revolucionar el diagnóstico». Los expertos destacan que su uso podría significar que los hombres no tendrían que someterse a un examen rectal digital, «por lo que sería mucho menos estresante y debería dar lugar a que se realicen pruebas a muchos más pacientes». Con este método sería mucho menos estresante y debería dar lugar a que se realicen pruebas a muchos más pacientes El ensayo piloto se ha hecho en 14 participantes a los que se les dio un kit de recogida en el hogar e instrucciones. Posteriormente compararon los resultados de sus muestras de orina caseras, tomadas a primera hora de la mañana, con muestras obtenidas después de un examen rectal digital. «Descubrimos que las muestras de orina tomadas en el hogar mostraban los biomarcadores del cáncer de próstata mucho más claramente que después de un examen rectal», indican. En su opinión, la prueba casera podría revolucionar en el futuro cómo se monitoriza a los hombres que están en 'vigilancia activa' para detectar la progresión de la enfermedad. «Debido a que la prueba predice con precisión el cáncer de próstata agresivo, y predice si los pacientes requerirán tratamiento hasta cinco años antes que los métodos clínicos estándar, significa que una prueba negativa podría permitir que los hombres solo se vuelvan a analizar cada dos o tres años, aliviando el estrés el paciente y la reducción de la carga de trabajo del hospital». «Cuando diagnosticamos el cáncer de próstata, la prueba de orina tiene el potencial de diferenciar a aquellos que necesitan tratamiento de los que no los necesitan, lo que tendría un valor incalculable –señala Robert Mills-. Estos pacientes pasan a un programa de vigilancia activa después del diagnóstico que puede involucrar repetir biopsias y resonancias magnéticas, lo que es bastante intrusivo. Esta prueba de orina tiene el potencial de decirnos si necesitamos intervenir con estos pacientes». El equipo de investigación dice que sus hallazgos también podrían ayudar a impulsar el desarrollo de pruebas caseras para el cáncer de vejiga o riñón.
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
Una sencilla prueba de orina podría revolucionar el diagnóstico del cáncer de próstata. El test usa muestras de orina recogidas en el hogar, según una nueva investigación publicada en publica en la revista BioTechniques. Desarrollado por un equipo de la Universidad de East Anglia y la de Norfolk y el Hospital de Norwich (Reino Unido) la prueba predice si los pacientes requerirán tratamiento hasta cinco años antes que los métodos clínicos estándar. El test supone un gran paso porque la primera micción del día proporciona niveles de biomarcadores de la próstata que son mucho más altos y más consistentes. Los investigadores esperan que la introducción del 'Kit de recogida en el hogar' pueda revolucionar el diagnóstico de la enfermedad. «El cáncer de próstata es el cáncer más común en los varones del Reino Unido. Por lo general, se desarrolla lentamente y la mayoría de los cánceres no requerirá tratamiento. Sin embargo, los médicos luchan para predecir qué tumores se volverán agresivos, lo que dificulta decidir el tratamiento para muchos hombres», señala el investigador principal, Jeremy Clark. Los médicos luchan para predecir qué tumores se volverán agresivos, lo que dificulta decidir el tratamiento para muchos hombres Actualmente, las pruebas más utilizadas para el cáncer de próstata incluyen análisis de sangre, un examen físico conocido como examen rectal digital, una resonancia magnética o una biopsia. «Desarrollamos este test, que analiza la expresión génica en muestras de orina y proporciona información vital sobre si un cáncer es agresivo o 'de bajo riesgo». La clave está en recoger la primera muestra de orina de la mañana. «Debido a que la próstata secreta constantemente, la recolección de orina de la primera micción del día del hombre significa que los niveles de biomarcadores de la próstata son mucho más altos y más consistentes», afirma. Y añade: «Ser capaz de proporcionar simplemente una muestra de orina en casa y publicar una muestra para su análisis realmente podría revolucionar el diagnóstico». Los expertos destacan que su uso podría significar que los hombres no tendrían que someterse a un examen rectal digital, «por lo que sería mucho menos estresante y debería dar lugar a que se realicen pruebas a muchos más pacientes». Con este método sería mucho menos estresante y debería dar lugar a que se realicen pruebas a muchos más pacientes El ensayo piloto se ha hecho en 14 participantes a los que se les dio un kit de recogida en el hogar e instrucciones. Posteriormente compararon los resultados de sus muestras de orina caseras, tomadas a primera hora de la mañana, con muestras obtenidas después de un examen rectal digital. «Descubrimos que las muestras de orina tomadas en el hogar mostraban los biomarcadores del cáncer de próstata mucho más claramente que después de un examen rectal», indican. En su opinión, la prueba casera podría revolucionar en el futuro cómo se monitoriza a los hombres que están en 'vigilancia activa' para detectar la progresión de la enfermedad. «Debido a que la prueba predice con precisión el cáncer de próstata agresivo, y predice si los pacientes requerirán tratamiento hasta cinco años antes que los métodos clínicos estándar, significa que una prueba negativa podría permitir que los hombres solo se vuelvan a analizar cada dos o tres años, aliviando el estrés el paciente y la reducción de la carga de trabajo del hospital». «Cuando diagnosticamos el cáncer de próstata, la prueba de orina tiene el potencial de diferenciar a aquellos que necesitan tratamiento de los que no los necesitan, lo que tendría un valor incalculable –señala Robert Mills-. Estos pacientes pasan a un programa de vigilancia activa después del diagnóstico que puede involucrar repetir biopsias y resonancias magnéticas, lo que es bastante intrusivo. Esta prueba de orina tiene el potencial de decirnos si necesitamos intervenir con estos pacientes». El equipo de investigación dice que sus hallazgos también podrían ayudar a impulsar el desarrollo de pruebas caseras para el cáncer de vejiga o riñón.