El semen de los jóvenes suizos, de los peores de Europa

En los últimos cincuenta años, se ha observado una marcada disminución en la cantidad de espermatozoides de los varones en el mundo occidental. Las últimas revisiones hablan de que el semen de los hombres occidentales es peor ahora que hace 40 años. Así, la concentración espermática ha pasado de una media de 99 millones de espermatozoides por mililitro en 1973 a 47,1 en 2011, un declive del 52,4 %. Pero el descenso es aún más marcado en otra variable. De los 337,3 millones de espermatozoides por eyaculación de la década de los 70 se ha pasado a los actuales 137,5 millones, un 59 % menos. Sobre el caso concreto de España hay pocos estudios, pero todo apunta a que también se está produciendo esta caída. En 2008 se publicó una investigación realizada en más de 60 centros de reproducción asistida de todas las comunidades autónomas que constató la gran disparidad geográfica en cuanto a calidad seminal que existe en el país. Mientras que en Galicia apenas un 8,5 % de los jóvenes posee una concentración de espermatozoides inferior a los valores aceptables por la Organización Mundial de la Salud (OMS),en Andalucía, Madrid y País Vasco las cifras se elevan hasta el 13,7 %, el 14,8 % y el 18,7 %, respectivamente; y llegan al 22,7 % en Cataluña y Comunidad Valenciana. Sin embargo, los españoles, y españolas, puede estar tranquilos, porque en Europa, la peor parte se la llevan los suizos. Por vez primera un estudio ha evaluado la salud reproductiva de los jóvenes suizos. Y los resultados son malos y preocupantes. Las cifras están muy por debajo de los valores de referencia emitidos por la OMS. Además, la mala calidad del semen de los hombres suizos se asocia con un aumento en la incidencia de cáncer testicular. El estudio se publica en la revista «Andrology». Los investigadores de la Universidad de Ginebra (UNIGE) han realizado la primera evaluación a nivel nacional de la calidad del semen de los hombres entre los 18 y 22 años. En concreto valoraron tres parámetros claves: el número de espermatozoides, su motilidad y morfología. El número de parejas infértiles en Suiza que utilizan técnicas de reproducción asistida (TAR) se duplicó, de 3.000 a más de 6.000 al año, entre 2002 y 2010. Las causas pueden deberse tanto a hombres como a mujeres, sin embargo, en el 10-15% de los casos, la infertilidad es inexplicable. El tiempo necesario para concebir aumenta significativamente si un hombre tiene una concentración de espermatozoides por debajo de 40 millones de espermatozoides por ml Varios factores ambientales y de estilo de vida pueden influir en el estrés de fertilidad de la pareja, el consumo de alcohol o cigarrillos, por mencionar algunos. Pero un factor determinante en la fertilidad masculina es la calidad del semen. Numerosos estudios epidemiológicos realizados en países industrializados han demostrado una disminución en la calidad del semen, en particular en la concentración de esperma de 99 millones por mililitro (ml) a 47 millones por ml. «Es importante comprender que el tiempo necesario para concebir aumenta significativamente si un hombre tiene una concentración de espermatozoides por debajo de 40 millones de espermatozoides por ml», explica Serge Nef, profesor del Departamento de Medicina Genética y Desarrollo de la Facultad de Medicina de UNIGE. Un hombre cuya concentración de espermatozoides es inferior a 15 millones por ml puede considerarse no fértil y es más probable que encuentre problemas para concebir un hijo, independientemente de la fertilidad de su pareja. La infertilidad se define como la incapacidad de concebir después de 12 meses de relaciones sexuales regulares sin protección. Los investigadores de UNIGE realizaron el primer estudio nacional sobre la calidad del esperma suizo al analizar el perfil de 2,523 hombres jóvenes de 18 a 22 años como parte de su reclutamiento militar. Los participantes, provenientes de todos los cantones de Suiza y concebidos y nacidos en el país, completaron un cuestionario sobre su salud, estilo de vida, dieta y educación. Además, sus padres completaron un cuestionario sobre su propio estilo de vida, dieta, salud y el curso del embarazo, con el objetivo de diseñado para evaluar las condiciones bajo las cuales se llevó a cabo la gestación y para valorar el posible impacto en la salud reproductiva de los hombres jóvenes. Un hombre cuya concentración de espermatozoides es inferior a 15 millones por ml puede considerarse no fértil y es más probable que encuentre problemas para concebir un hijo, independientemente de la fertilidad de su pareja La calidad del semen se define por tres parámetros importantes: la concentración de esperma (número de espermatozoides por ml),su motilidad y morfología. «Los valores bajos de los parámetros del semen pueden reflejar la fertilidad de los hombres. Cuando una combinación de valores es baja, la capacidad de los hombres para concebir está en riesgo», señala Rita Rahban, primera autora del estudio. Los recuentos de esperma varían de un país a otro, con concentraciones medias que oscilan entre 41 y 67 millones por ml para los jóvenes europeos. A modo de comparación, los hombres suizos con 47 millones por ml están en la parte más baja de la lista, junto a Dinamarca, Noruega y Alemania. El estudio en conjunto reveló que, al menos uno de los tres parámetros (concentración, motilidad y morfología),estaba por debajo de los umbrales de la OMS en el 60% de los hombres, y que el 5% tenía un problema relacionado con estos tres factores al mismo tiempo. «Necesitamos ser cautelosos porque se trata de un único análisis de semen», señala el doctor Alfred Senn, andrólogo y coautor del estudio. «No es del todo predictivo de la fertilidad de una persona. Pero, en términos generales, los resultados sugieren que la calidad del esperma de los hombres jóvenes en Suiza se encuentra en un estado crítico y que su fertilidad futura probablemente se verá afectada». Los resultados sugieren que la calidad del esperma de los hombres jóvenes en Suiza se encuentra en un estado crítico y que su fertilidad futura probablemente se verá afectada El estudio no identificó diferencias en la calidad de los espermatozoides entre las distintas regiones geográficas y áreas lingüísticas de Suiza como un indicador de los diferentes factores del estilo de vida. Tampoco hubo diferencias entre las regiones urbanas o rurales. Sin embargo, se observó que el tabaquismo materno durante el embarazo estaba asociado con una disminución en la calidad del esperma. Cáncer de testículo Los investigadores también utilizaron el estudio para identificar una correlación entre la mala calidad del semen y el aumento del cáncer de testículo en Suiza. «Durante 35 años, el cáncer testicular ha crecido de manera constante y ha pasado a más de 10 casos por cada 100.000 hombres, lo cual es muy alto en comparación con otros países europeos. La calidad del esperma generalmente es más baja en países donde la incidencia de cáncer testicular es alta», afirma Nef. «Esto es casi seguramente el resultado de un desarrollo testicular alterado en la etapa fetal, lo que lleva a los científicos a investigar más a fondo esta área».
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
En los últimos cincuenta años, se ha observado una marcada disminución en la cantidad de espermatozoides de los varones en el mundo occidental. Las últimas revisiones hablan de que el semen de los hombres occidentales es peor ahora que hace 40 años. Así, la concentración espermática ha pasado de una media de 99 millones de espermatozoides por mililitro en 1973 a 47,1 en 2011, un declive del 52,4 %. Pero el descenso es aún más marcado en otra variable. De los 337,3 millones de espermatozoides por eyaculación de la década de los 70 se ha pasado a los actuales 137,5 millones, un 59 % menos. Sobre el caso concreto de España hay pocos estudios, pero todo apunta a que también se está produciendo esta caída. En 2008 se publicó una investigación realizada en más de 60 centros de reproducción asistida de todas las comunidades autónomas que constató la gran disparidad geográfica en cuanto a calidad seminal que existe en el país. Mientras que en Galicia apenas un 8,5 % de los jóvenes posee una concentración de espermatozoides inferior a los valores aceptables por la Organización Mundial de la Salud (OMS),en Andalucía, Madrid y País Vasco las cifras se elevan hasta el 13,7 %, el 14,8 % y el 18,7 %, respectivamente; y llegan al 22,7 % en Cataluña y Comunidad Valenciana. Sin embargo, los españoles, y españolas, puede estar tranquilos, porque en Europa, la peor parte se la llevan los suizos. Por vez primera un estudio ha evaluado la salud reproductiva de los jóvenes suizos. Y los resultados son malos y preocupantes. Las cifras están muy por debajo de los valores de referencia emitidos por la OMS. Además, la mala calidad del semen de los hombres suizos se asocia con un aumento en la incidencia de cáncer testicular. El estudio se publica en la revista «Andrology». Los investigadores de la Universidad de Ginebra (UNIGE) han realizado la primera evaluación a nivel nacional de la calidad del semen de los hombres entre los 18 y 22 años. En concreto valoraron tres parámetros claves: el número de espermatozoides, su motilidad y morfología. El número de parejas infértiles en Suiza que utilizan técnicas de reproducción asistida (TAR) se duplicó, de 3.000 a más de 6.000 al año, entre 2002 y 2010. Las causas pueden deberse tanto a hombres como a mujeres, sin embargo, en el 10-15% de los casos, la infertilidad es inexplicable. El tiempo necesario para concebir aumenta significativamente si un hombre tiene una concentración de espermatozoides por debajo de 40 millones de espermatozoides por ml Varios factores ambientales y de estilo de vida pueden influir en el estrés de fertilidad de la pareja, el consumo de alcohol o cigarrillos, por mencionar algunos. Pero un factor determinante en la fertilidad masculina es la calidad del semen. Numerosos estudios epidemiológicos realizados en países industrializados han demostrado una disminución en la calidad del semen, en particular en la concentración de esperma de 99 millones por mililitro (ml) a 47 millones por ml. «Es importante comprender que el tiempo necesario para concebir aumenta significativamente si un hombre tiene una concentración de espermatozoides por debajo de 40 millones de espermatozoides por ml», explica Serge Nef, profesor del Departamento de Medicina Genética y Desarrollo de la Facultad de Medicina de UNIGE. Un hombre cuya concentración de espermatozoides es inferior a 15 millones por ml puede considerarse no fértil y es más probable que encuentre problemas para concebir un hijo, independientemente de la fertilidad de su pareja. La infertilidad se define como la incapacidad de concebir después de 12 meses de relaciones sexuales regulares sin protección. Los investigadores de UNIGE realizaron el primer estudio nacional sobre la calidad del esperma suizo al analizar el perfil de 2,523 hombres jóvenes de 18 a 22 años como parte de su reclutamiento militar. Los participantes, provenientes de todos los cantones de Suiza y concebidos y nacidos en el país, completaron un cuestionario sobre su salud, estilo de vida, dieta y educación. Además, sus padres completaron un cuestionario sobre su propio estilo de vida, dieta, salud y el curso del embarazo, con el objetivo de diseñado para evaluar las condiciones bajo las cuales se llevó a cabo la gestación y para valorar el posible impacto en la salud reproductiva de los hombres jóvenes. Un hombre cuya concentración de espermatozoides es inferior a 15 millones por ml puede considerarse no fértil y es más probable que encuentre problemas para concebir un hijo, independientemente de la fertilidad de su pareja La calidad del semen se define por tres parámetros importantes: la concentración de esperma (número de espermatozoides por ml),su motilidad y morfología. «Los valores bajos de los parámetros del semen pueden reflejar la fertilidad de los hombres. Cuando una combinación de valores es baja, la capacidad de los hombres para concebir está en riesgo», señala Rita Rahban, primera autora del estudio. Los recuentos de esperma varían de un país a otro, con concentraciones medias que oscilan entre 41 y 67 millones por ml para los jóvenes europeos. A modo de comparación, los hombres suizos con 47 millones por ml están en la parte más baja de la lista, junto a Dinamarca, Noruega y Alemania. El estudio en conjunto reveló que, al menos uno de los tres parámetros (concentración, motilidad y morfología),estaba por debajo de los umbrales de la OMS en el 60% de los hombres, y que el 5% tenía un problema relacionado con estos tres factores al mismo tiempo. «Necesitamos ser cautelosos porque se trata de un único análisis de semen», señala el doctor Alfred Senn, andrólogo y coautor del estudio. «No es del todo predictivo de la fertilidad de una persona. Pero, en términos generales, los resultados sugieren que la calidad del esperma de los hombres jóvenes en Suiza se encuentra en un estado crítico y que su fertilidad futura probablemente se verá afectada». Los resultados sugieren que la calidad del esperma de los hombres jóvenes en Suiza se encuentra en un estado crítico y que su fertilidad futura probablemente se verá afectada El estudio no identificó diferencias en la calidad de los espermatozoides entre las distintas regiones geográficas y áreas lingüísticas de Suiza como un indicador de los diferentes factores del estilo de vida. Tampoco hubo diferencias entre las regiones urbanas o rurales. Sin embargo, se observó que el tabaquismo materno durante el embarazo estaba asociado con una disminución en la calidad del esperma. Cáncer de testículo Los investigadores también utilizaron el estudio para identificar una correlación entre la mala calidad del semen y el aumento del cáncer de testículo en Suiza. «Durante 35 años, el cáncer testicular ha crecido de manera constante y ha pasado a más de 10 casos por cada 100.000 hombres, lo cual es muy alto en comparación con otros países europeos. La calidad del esperma generalmente es más baja en países donde la incidencia de cáncer testicular es alta», afirma Nef. «Esto es casi seguramente el resultado de un desarrollo testicular alterado en la etapa fetal, lo que lleva a los científicos a investigar más a fondo esta área».
 
acolor.es - Diseño de paginas webbuscaprat.com - Guia comercial de el prat
aColorBuscaprat