«El ibuprofeno no se debe utilizar de forma continua o sin control»

Este medicamento tan universal nació en 1962 tras diez años de investigaciones realizados por el químico británico Stewart Adams, todo un referente del sector que ha muerto esta semana a los 95 años de edad. Pero no fue hasta 1969 que el ibuprofeno apareció en el mercado farmacéutico, concretamente en Gran Bretaña. Aparece en la lista de Medicamentos Esenciales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) , donde también se encuentran otros clásicos de los botiquines, el paracetamol y la aspirina. Sin embargo su enorme popularización en los últimos años entraña riesgos para la salud si no se toma bajo supervisión médica o se hace excediendo las dosis recomendadas, en ningún caso se deberían superar los 2.400 mg diarios. Uno de los principales problemas viene porque el envase más extendido es de comprimidos de 600 mg., pese a que requiere de receta médica, pues según los expertos en muchos casos no es necesaria tanta dosis. A las advertencias previas se ha sumado en los últimos días un estudio, publicado en el Journal of the American College of Cardiology, que muestra problemas entre las personas que toman simultáneamente ibuprofeno con anticoagulantes orales. En estos casos se ha registrado un mayor riesgo de sufrir infartos y mayores posibilidades de sangrado. Recomendaciones prácticas ABC SALUD ha hablado con el Dr. Alfonso Vidal, coordinador de las unidades del Dolor de Hospital Quirónsalud Sur y Hospital La Luz de Madrid. ¿Cuáles son sus indicaciones? El ibuprofeno es un analgésico antiinflamatorio y anti pirético que actúa como inhibidor no selectivo de la ciclooxigenasa, por tanto se utiliza en el tratamiento del dolor leve o moderado en procesos inflamatorios, traumatismos o dolor posoperatorio y en cuadros febriles leves. ¿600 miligramos o de 400? La dosis habitual es 400 mg hasta cuatro veces al día pero se puede usar 600 mg cuatro veces al día como dosis máxima en pacientes seleccionados y controlados por el médico. ¿Qué se considera abuso de ibuprofeno: muchos días seguidos, dosis elevadas, etc.? Abuso es utilizar el ibuprofeno de una manera inadecuada o excesiva. Y esto quiere decir usarlo cuando no es necesario usar más dosis de la necesaria, por ejemplo 600 en vez de 400, utilizarlo más del tiempo recomendado, que no suele superar 10 a 15 días en cuadros agudo, y en todo caso no se debe utilizar de forma continua o sin control. ¿Qué alternativas hay? Probablemente el paracetamol es la alternativa más extendida aunque hay otros antiinflamatorios de otras familias como el desketoprofeno, el diclofenaco o el etorecoxib. Y otros analgésicos como el Tramadol o la Dipirona como alternativas terapéuticas. ¿Cuándo no tomarlo? En pacientes con hipersensibilidad conocida o problemas relacionados con patología preexistente, hipertensión arterial, gastritis, alteraciones renales o hepáticas. ¿Antes o después de comer? Por la posible acción sobre la mucosa gástrica sería mejor evitar tomarlo con el estómago completamente vacío aunque tampoco es adecuado tomarlo después de comer, pues podría disminuir su absorción. ¿Contraindicaciones y uso con otros medicamentos? Está contraindicado en pacientes con alergia o hipersensibilidad, con patología renal grave, hipertensión arterial mal controlada y problemas graves gastro-intestinales, úlcera de estómago; tampoco en pacientes tratados con anticoagulantes. ¿Y si se toma más de lo recetado? Puede tener problemas relacionados con alteraciones en el estómago o la tensión arterial o el riñón -quizá esta sea la más grave, puede producir insuficiencia renal aguda por sobredosis-. ¿Cuáles son sus principales efectos adversos? Ya lo hemos apuntado, problemas renales, problemas gastro intestinales, úlceras, hipertensión arterial, hemorragias gástricas. ¿Por qué se dispensa sin receta? Su margen terapéutico es muy amplio, es un fármaco que usado ocasionalmente incluso a la dosis completa es bastante seguro y es muy adecuado para su uso ocasional; con todo y con eso si se usa en exceso acaba dando problemas, por eso se aconseja control médico. ¿Podemos combinar ibuprofeno y paracetamol? Naturalmente son fármacos que tienen acciones analgésicas y anti térmicas por mecanismos distintos, por lo que su uso combinado puede mejorar los resultados y en la medida de lo posible se debe evitar abusar de uno, de otro, o de los dos.
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
Este medicamento tan universal nació en 1962 tras diez años de investigaciones realizados por el químico británico Stewart Adams, todo un referente del sector que ha muerto esta semana a los 95 años de edad. Pero no fue hasta 1969 que el ibuprofeno apareció en el mercado farmacéutico, concretamente en Gran Bretaña. Aparece en la lista de Medicamentos Esenciales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) , donde también se encuentran otros clásicos de los botiquines, el paracetamol y la aspirina. Sin embargo su enorme popularización en los últimos años entraña riesgos para la salud si no se toma bajo supervisión médica o se hace excediendo las dosis recomendadas, en ningún caso se deberían superar los 2.400 mg diarios. Uno de los principales problemas viene porque el envase más extendido es de comprimidos de 600 mg., pese a que requiere de receta médica, pues según los expertos en muchos casos no es necesaria tanta dosis. A las advertencias previas se ha sumado en los últimos días un estudio, publicado en el Journal of the American College of Cardiology, que muestra problemas entre las personas que toman simultáneamente ibuprofeno con anticoagulantes orales. En estos casos se ha registrado un mayor riesgo de sufrir infartos y mayores posibilidades de sangrado. Recomendaciones prácticas ABC SALUD ha hablado con el Dr. Alfonso Vidal, coordinador de las unidades del Dolor de Hospital Quirónsalud Sur y Hospital La Luz de Madrid. ¿Cuáles son sus indicaciones? El ibuprofeno es un analgésico antiinflamatorio y anti pirético que actúa como inhibidor no selectivo de la ciclooxigenasa, por tanto se utiliza en el tratamiento del dolor leve o moderado en procesos inflamatorios, traumatismos o dolor posoperatorio y en cuadros febriles leves. ¿600 miligramos o de 400? La dosis habitual es 400 mg hasta cuatro veces al día pero se puede usar 600 mg cuatro veces al día como dosis máxima en pacientes seleccionados y controlados por el médico. ¿Qué se considera abuso de ibuprofeno: muchos días seguidos, dosis elevadas, etc.? Abuso es utilizar el ibuprofeno de una manera inadecuada o excesiva. Y esto quiere decir usarlo cuando no es necesario usar más dosis de la necesaria, por ejemplo 600 en vez de 400, utilizarlo más del tiempo recomendado, que no suele superar 10 a 15 días en cuadros agudo, y en todo caso no se debe utilizar de forma continua o sin control. ¿Qué alternativas hay? Probablemente el paracetamol es la alternativa más extendida aunque hay otros antiinflamatorios de otras familias como el desketoprofeno, el diclofenaco o el etorecoxib. Y otros analgésicos como el Tramadol o la Dipirona como alternativas terapéuticas. ¿Cuándo no tomarlo? En pacientes con hipersensibilidad conocida o problemas relacionados con patología preexistente, hipertensión arterial, gastritis, alteraciones renales o hepáticas. ¿Antes o después de comer? Por la posible acción sobre la mucosa gástrica sería mejor evitar tomarlo con el estómago completamente vacío aunque tampoco es adecuado tomarlo después de comer, pues podría disminuir su absorción. ¿Contraindicaciones y uso con otros medicamentos? Está contraindicado en pacientes con alergia o hipersensibilidad, con patología renal grave, hipertensión arterial mal controlada y problemas graves gastro-intestinales, úlcera de estómago; tampoco en pacientes tratados con anticoagulantes. ¿Y si se toma más de lo recetado? Puede tener problemas relacionados con alteraciones en el estómago o la tensión arterial o el riñón -quizá esta sea la más grave, puede producir insuficiencia renal aguda por sobredosis-. ¿Cuáles son sus principales efectos adversos? Ya lo hemos apuntado, problemas renales, problemas gastro intestinales, úlceras, hipertensión arterial, hemorragias gástricas. ¿Por qué se dispensa sin receta? Su margen terapéutico es muy amplio, es un fármaco que usado ocasionalmente incluso a la dosis completa es bastante seguro y es muy adecuado para su uso ocasional; con todo y con eso si se usa en exceso acaba dando problemas, por eso se aconseja control médico. ¿Podemos combinar ibuprofeno y paracetamol? Naturalmente son fármacos que tienen acciones analgésicas y anti térmicas por mecanismos distintos, por lo que su uso combinado puede mejorar los resultados y en la medida de lo posible se debe evitar abusar de uno, de otro, o de los dos.
 
acolor.es - Diseño de paginas webbuscaprat.com - Guia comercial de el prat
aColorBuscaprat