Dolocatil, Trankimazin, Seguril y Loette, entre los medicamentos con problemas de suministro en España

El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos ha informado de que 64 medicamentos tienen actualmente problemas de suministro en las farmacias españolas, entre los que se encuentran antihipertensivos, analgésicos o ansiolíticos. En torno a un 25% son medicamentos incluidos en las subastas de Andalucía, dato que durante 2018 se situó en el 48%. Asimismo 25 de los 64 medicamentos no son un problema de suministro comunicado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Del total de medicamentos con problemas de suministro, 28 tienen un precio inferior a 3,12 euros, siendo el precio medio de 4,02 euros. El sistema cardiovascular y el nervioso acumulan 35 de los 64 medicamentos con problemas de suministro. Otros 57 fármacos se han calificado por el Centro de Información sobre el Suministro de Medicamentos (CISMED como medicamentos en alerta o en observación, al presentar faltas significativas en algunas provincias o por registrar incrementos significativos en el número de farmacias con faltas a nivel nacional. El Consejo General de Farmacéuticos alerta de que «esta falta de medicamentos, además de suponer importantes perjuicios para pacientes y profesionales sanitarios, desemboca en muchas ocasiones en abandono de los tratamientos, falta de adherencia o posible aparición de efectos adversos». Tabla con los 15 principales emdicamentos son problemas de suministro a 11 de junio de 2019 - Consejo General de Farmacéuticos Ante esta situación, el Consejo General de Farmacéuticos ha hecho un llamamiento para que cualquier iniciativa que se vaya a llevar a cabo en relación con el medicamento tenga siempre en cuenta su posible repercusión sobre el adecuado suministro. El Informe Anual hecho público por el Defensor del Pueblo esta semana recoge de nuevo las quejas de los ciudadanos por esta falta de medicamentos en las farmacias. En la mayoría de las ocasiones el farmacéutico «está solventando los inconvenientes derivados de esta falta de medicamentos bien mediante la sustitución, cuando esta es posible, o con una adecuada gestión de las existencias. Una tarea a la que dedican, según una encuesta a nivel europeo, más de cinco horas semanales», según el Consejo de Farmacéuticos.
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos ha informado de que 64 medicamentos tienen actualmente problemas de suministro en las farmacias españolas, entre los que se encuentran antihipertensivos, analgésicos o ansiolíticos. En torno a un 25% son medicamentos incluidos en las subastas de Andalucía, dato que durante 2018 se situó en el 48%. Asimismo 25 de los 64 medicamentos no son un problema de suministro comunicado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Del total de medicamentos con problemas de suministro, 28 tienen un precio inferior a 3,12 euros, siendo el precio medio de 4,02 euros. El sistema cardiovascular y el nervioso acumulan 35 de los 64 medicamentos con problemas de suministro. Otros 57 fármacos se han calificado por el Centro de Información sobre el Suministro de Medicamentos (CISMED como medicamentos en alerta o en observación, al presentar faltas significativas en algunas provincias o por registrar incrementos significativos en el número de farmacias con faltas a nivel nacional. El Consejo General de Farmacéuticos alerta de que «esta falta de medicamentos, además de suponer importantes perjuicios para pacientes y profesionales sanitarios, desemboca en muchas ocasiones en abandono de los tratamientos, falta de adherencia o posible aparición de efectos adversos». Tabla con los 15 principales emdicamentos son problemas de suministro a 11 de junio de 2019 - Consejo General de Farmacéuticos Ante esta situación, el Consejo General de Farmacéuticos ha hecho un llamamiento para que cualquier iniciativa que se vaya a llevar a cabo en relación con el medicamento tenga siempre en cuenta su posible repercusión sobre el adecuado suministro. El Informe Anual hecho público por el Defensor del Pueblo esta semana recoge de nuevo las quejas de los ciudadanos por esta falta de medicamentos en las farmacias. En la mayoría de las ocasiones el farmacéutico «está solventando los inconvenientes derivados de esta falta de medicamentos bien mediante la sustitución, cuando esta es posible, o con una adecuada gestión de las existencias. Una tarea a la que dedican, según una encuesta a nivel europeo, más de cinco horas semanales», según el Consejo de Farmacéuticos.