Diseñan una vacuna terapéutica contra el cáncer con nuevas microcápsulas

Una nueva vacuna terapéutica contra el cáncer, basada en microcápsulas de ácido poliláctico autocurativas, demuestra que puede activar de manera eficiente el sistema inmunitario e inhibir el desarrollo de tumores, según un estudio que se publica en la revista «Science Advances». Las vacunas terapéuticas contra el cáncer que aprovechan el sistema inmunitario para rechazar las células cancerosas han demostrado ser muy prometedoras para el tratamiento del tumor, explican los investigadores del Instituto de Ingeniería de Procesos (IPE) de la Academia de Ciencias de China, autores del estudio. Este equipo de investigación ya habían diseñado una serie de vacunas contra el cáncer eanteriormente, vacunas que han demostrado su eficacia en diferentes modelos de tumores: linfoma, melanoma y cáncer de mama. Ahora, el presente trabajo representa la primera vez que los investigadores usaron microcápsulas de autocuración con post-encapsulación, carga múltiple y modulación eficiente de los microambientes de inmunización en una vacuna tumoral. La característica especial de autocuración proporciona un paradigma leve y eficiente para la microencapsulación de antígeno. Después de la vacunación, estas microcápsulas crean un microambiente de inmunización favorable in situ, en el que la cinética de liberación de antígeno, el comportamiento de las células reclutadas y el entorno ácido circundante funcionan de manera sinérgica. Después de la vacunación, estas microcápsulas crean un microambiente de inmunización favorable in situ, en el que la cinética de liberación de antígeno funciona de manera sinérgica Debido a los efectos sinérgicos, la vacuna logra aumentar la utilización del antígeno, mejorar la presentación del antígeno y activar las células presentadoras de antígeno. «Como resultado, se logra una respuesta eficaz de las células T, una potente inhibición tumoral, efectos antimetastásicos y prevención de la recurrencia posquirúrgica con varios tipos de antígenos en diferentes modelos tumorales», señala Wei. Además, los investigadores verificaron la disponibilidad de la nueva plataforma de vacuna utilizada en la vacuna de neoantígeno, que se ajusta a la medicina de precisión, apunta Wei. Debido al simple proceso posterior a la encapsulación, los médicos pudieron preparar la formulación de neoantígeno por sí mismos en cualquier momento. Un revisor de«Science Advances» describe el estudio como «integral y racionalmente diseñado». El revisor también enfatiza que los resultados son «impresionantes» y que el trabajo tiene «un alto valor para las vacunas terapéuticas y la inmunoterapia contra el cáncer». .
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
Una nueva vacuna terapéutica contra el cáncer, basada en microcápsulas de ácido poliláctico autocurativas, demuestra que puede activar de manera eficiente el sistema inmunitario e inhibir el desarrollo de tumores, según un estudio que se publica en la revista «Science Advances». Las vacunas terapéuticas contra el cáncer que aprovechan el sistema inmunitario para rechazar las células cancerosas han demostrado ser muy prometedoras para el tratamiento del tumor, explican los investigadores del Instituto de Ingeniería de Procesos (IPE) de la Academia de Ciencias de China, autores del estudio. Este equipo de investigación ya habían diseñado una serie de vacunas contra el cáncer eanteriormente, vacunas que han demostrado su eficacia en diferentes modelos de tumores: linfoma, melanoma y cáncer de mama. Ahora, el presente trabajo representa la primera vez que los investigadores usaron microcápsulas de autocuración con post-encapsulación, carga múltiple y modulación eficiente de los microambientes de inmunización en una vacuna tumoral. La característica especial de autocuración proporciona un paradigma leve y eficiente para la microencapsulación de antígeno. Después de la vacunación, estas microcápsulas crean un microambiente de inmunización favorable in situ, en el que la cinética de liberación de antígeno, el comportamiento de las células reclutadas y el entorno ácido circundante funcionan de manera sinérgica. Después de la vacunación, estas microcápsulas crean un microambiente de inmunización favorable in situ, en el que la cinética de liberación de antígeno funciona de manera sinérgica Debido a los efectos sinérgicos, la vacuna logra aumentar la utilización del antígeno, mejorar la presentación del antígeno y activar las células presentadoras de antígeno. «Como resultado, se logra una respuesta eficaz de las células T, una potente inhibición tumoral, efectos antimetastásicos y prevención de la recurrencia posquirúrgica con varios tipos de antígenos en diferentes modelos tumorales», señala Wei. Además, los investigadores verificaron la disponibilidad de la nueva plataforma de vacuna utilizada en la vacuna de neoantígeno, que se ajusta a la medicina de precisión, apunta Wei. Debido al simple proceso posterior a la encapsulación, los médicos pudieron preparar la formulación de neoantígeno por sí mismos en cualquier momento. Un revisor de«Science Advances» describe el estudio como «integral y racionalmente diseñado». El revisor también enfatiza que los resultados son «impresionantes» y que el trabajo tiene «un alto valor para las vacunas terapéuticas y la inmunoterapia contra el cáncer». .