Descubren una nueva célula que puede curar el corazón

Investigadores de la Universidad de Calgary (Canadá) han descubierto una población celular no identificada previamente en el líquido pericárdico que se encuentra dentro del saco alrededor del corazón. El hallazgo podría conducir a nuevos tratamientos para pacientes lesiones cardiacas. El estudio dirigido por Paul Kubes, Justin Deniset y Paul Fedak, se publica en la revista «Immunity». La célula identificada, un macrófago de la cavidad pericárdica Gata6 +, ayuda a curar un corazón lesionado en ratones. La célula se descubrió en el líquido pericárdico (saco que rodea el corazón) de un ratón con lesión cardíaca. Los investigadores también se encontraron las mismas células en el pericardio humano de las personas con corazones lesionados, lo que confirma que las células de reparación ofrecen una promesa de una nueva terapia para pacientes con corazón enfermedad. Hasta ahora nunca antes se había explorado la posibilidad de que las células situadas fuera del corazón pudieran participar en la curación y reparación de los corazones después de una lesión Hasta ahora nunca antes se había explorado la posibilidad de que las células situadas fuera del corazón pudieran participar en la curación y reparación de los corazones después de una lesión. A diferencia de otros órganos, el corazón tiene una capacidad muy limitada para repararse a sí mismo, por lo que la enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte en todo el mundo. Estas células pueden ser el secreto para reparar y regenerar el nuevo músculo cardíaco «Nuestro descubrimiento de una nueva célula que puede ayudar a curar el músculo cardíaco lesionado abrirá la puerta a nuevas terapias y supone una esperanza para los millones de personas que padecen enfermedades cardíacas. Siempre supimos que el corazón se encuentra dentro de un saco lleno de un fluido extraño. Ahora sabemos que este líquido pericárdico es rico en células curativas. Estas células pueden ser el secreto para reparar y regenerar el nuevo músculo cardíaco. Las posibilidades de nuevos descubrimientos y nuevas terapias innovadoras son emocionantes e importantes», subraya Fedak.
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
Investigadores de la Universidad de Calgary (Canadá) han descubierto una población celular no identificada previamente en el líquido pericárdico que se encuentra dentro del saco alrededor del corazón. El hallazgo podría conducir a nuevos tratamientos para pacientes lesiones cardiacas. El estudio dirigido por Paul Kubes, Justin Deniset y Paul Fedak, se publica en la revista «Immunity». La célula identificada, un macrófago de la cavidad pericárdica Gata6 +, ayuda a curar un corazón lesionado en ratones. La célula se descubrió en el líquido pericárdico (saco que rodea el corazón) de un ratón con lesión cardíaca. Los investigadores también se encontraron las mismas células en el pericardio humano de las personas con corazones lesionados, lo que confirma que las células de reparación ofrecen una promesa de una nueva terapia para pacientes con corazón enfermedad. Hasta ahora nunca antes se había explorado la posibilidad de que las células situadas fuera del corazón pudieran participar en la curación y reparación de los corazones después de una lesión Hasta ahora nunca antes se había explorado la posibilidad de que las células situadas fuera del corazón pudieran participar en la curación y reparación de los corazones después de una lesión. A diferencia de otros órganos, el corazón tiene una capacidad muy limitada para repararse a sí mismo, por lo que la enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte en todo el mundo. Estas células pueden ser el secreto para reparar y regenerar el nuevo músculo cardíaco «Nuestro descubrimiento de una nueva célula que puede ayudar a curar el músculo cardíaco lesionado abrirá la puerta a nuevas terapias y supone una esperanza para los millones de personas que padecen enfermedades cardíacas. Siempre supimos que el corazón se encuentra dentro de un saco lleno de un fluido extraño. Ahora sabemos que este líquido pericárdico es rico en células curativas. Estas células pueden ser el secreto para reparar y regenerar el nuevo músculo cardíaco. Las posibilidades de nuevos descubrimientos y nuevas terapias innovadoras son emocionantes e importantes», subraya Fedak.
 
acolor.es - Diseño de paginas webbuscaprat.com - Guia comercial de el prat
aColorBuscaprat