Desarrollan un análisis de sangre para detectar la fibromialgia

Investigadores de la Universidad Estatal de Ohio en Estados Unidos han conseguido detectar, por primera vez, la «firma molecular» de la fibromialgia , y, gracias a este descubrimiento, desarrollar una análisis de sangre - aún en investigación- capaz de detectar con precisión la enfermedad. El trabajo, que aparece publicado en la revista «Journal of Biological Chemistry», espera que allane el camino para un diagnóstico «simple y rápido». Identificar los biomarcadores de la fibromialgia ha permitido ademáas diferenciarla de otras enfermedades relacionadas. El descubrimiento podría ser un punto de inflexión importante en la atención de los pacientes con una enfermedad que a menudo se diagnostica erróneamente o no se diagnostica, «dejándolos sin el cuidado y el asesoramiento adecuados para controlar su dolor crónico y la fatiga», ha señalado el investigador principal Kevin Hackshaw, profesor asociado en el Colegio del Estado de Ohio de medicina y un reumatólogo en el centro médico de la universidad Wexner. La identificación de biomarcadores de la enfermedad, una «huella dactilar metabólica» como la que se ha descubierto en el nuevo estudio, también podría abrir la posibilidad de tratamientos dirigidos, informa Ep. «Encontramos patrones metabólicos claros y reproducibles en la sangre de docenas de pacientes con fibromialgia. Esto nos acerca mucho más a un análisis de sangre que nunca», ha señalado. Para diagnosticar la fibromialgia, los médicos ahora confían en la información aportada por el paciente sobre una multitud de síntomas y en una evaluación física del dolor, centrándose en puntos sensibles específicos. Pero no hay un análisis de sangre, no hay una herramienta clara y fácil de usar que proporcione una respuesta rápida. Aunque l a fibromialgia es actualmente incurable y el tratamiento se limita al ejercicio, la educación y los antidepresivos, un diagnóstico preciso tiene muchos beneficios. Estos incluyen descartar otras enfermedades, confirmar a los pacientes que sus síntomas son reales y no imaginados, y guiar a los médicos hacia el reconocimiento de la enfermedad y el tratamiento adecuado. «La mayoría de los médicos hoy en día no cuestionan si la fibromialgia es real, pero todavía hay escépticos», ha señalado el investigador, quien recuerda que a muchos pacientes no diagnosticados se les recetan opioides que no han demostrado beneficiar a las personas con la enfermedad. Además de identificar la fibromialgia, los investigadores también encontraron evidencia de que la técnica de huellas dactilares metabólicas tiene el potencial de determinar la gravedad de la fibromialgia en un paciente individual. «Esto podría llevar a un tratamiento mejor y más dirigido para los pacientes», concluye Hackshaw.
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
Investigadores de la Universidad Estatal de Ohio en Estados Unidos han conseguido detectar, por primera vez, la «firma molecular» de la fibromialgia , y, gracias a este descubrimiento, desarrollar una análisis de sangre - aún en investigación- capaz de detectar con precisión la enfermedad. El trabajo, que aparece publicado en la revista «Journal of Biological Chemistry», espera que allane el camino para un diagnóstico «simple y rápido». Identificar los biomarcadores de la fibromialgia ha permitido ademáas diferenciarla de otras enfermedades relacionadas. El descubrimiento podría ser un punto de inflexión importante en la atención de los pacientes con una enfermedad que a menudo se diagnostica erróneamente o no se diagnostica, «dejándolos sin el cuidado y el asesoramiento adecuados para controlar su dolor crónico y la fatiga», ha señalado el investigador principal Kevin Hackshaw, profesor asociado en el Colegio del Estado de Ohio de medicina y un reumatólogo en el centro médico de la universidad Wexner. La identificación de biomarcadores de la enfermedad, una «huella dactilar metabólica» como la que se ha descubierto en el nuevo estudio, también podría abrir la posibilidad de tratamientos dirigidos, informa Ep. «Encontramos patrones metabólicos claros y reproducibles en la sangre de docenas de pacientes con fibromialgia. Esto nos acerca mucho más a un análisis de sangre que nunca», ha señalado. Para diagnosticar la fibromialgia, los médicos ahora confían en la información aportada por el paciente sobre una multitud de síntomas y en una evaluación física del dolor, centrándose en puntos sensibles específicos. Pero no hay un análisis de sangre, no hay una herramienta clara y fácil de usar que proporcione una respuesta rápida. Aunque l a fibromialgia es actualmente incurable y el tratamiento se limita al ejercicio, la educación y los antidepresivos, un diagnóstico preciso tiene muchos beneficios. Estos incluyen descartar otras enfermedades, confirmar a los pacientes que sus síntomas son reales y no imaginados, y guiar a los médicos hacia el reconocimiento de la enfermedad y el tratamiento adecuado. «La mayoría de los médicos hoy en día no cuestionan si la fibromialgia es real, pero todavía hay escépticos», ha señalado el investigador, quien recuerda que a muchos pacientes no diagnosticados se les recetan opioides que no han demostrado beneficiar a las personas con la enfermedad. Además de identificar la fibromialgia, los investigadores también encontraron evidencia de que la técnica de huellas dactilares metabólicas tiene el potencial de determinar la gravedad de la fibromialgia en un paciente individual. «Esto podría llevar a un tratamiento mejor y más dirigido para los pacientes», concluye Hackshaw.
 
acolor.es - Diseño de paginas webbuscaprat.com - Guia comercial de el prat
aColorBuscaprat