Cuatro síntomas que podrían indicar que padecerás Parkinson en menos de diez años

La enfermedad de Parkinson se ha convertido en una triste epidemia. En 2018 este trastorno neurológico crónico y neurodegenarativo ya había atacado a más de 160.000 personas en España. Como bien señalábamos desde el diario ABC ese mismo año, esta dolencia (que se caracteriza por un deterioro tanto cognitivo como del movimiento) tiene su origen en la destrucción progresiva de las neuronas pigmentadas de la sustancia negra cerebral. La tragedia es doble, pues en la actualidad parece casi imposible (al menos, en la mayoría de los casos) detectar de forma precoz su aparición. La prevención, por tanto, parece una tarea más que árdua. A pesar de ello, la cadena BBC ha elaborado en su versión telemática una lista de síntomas que, según los estudios realizados durante los últimos quince años, son recurrentes en los pacientes con Parkinson. Aunque, en sus palabras, no son determinantes, sí pueden ser un indicativo de que una persona tiene más posibilidades de padecer la enfermedad en un futuro. No obstante, lo idóneo es que cualquier persona que tenga dudas sobre esta dolencia consulte con su médico. El artículo ha sido elaborado por Patrick Lewis (profesor adjunto de Neurociencia Celular y Molecular en la Universidad de Reading, Inglaterra) y Alastair Noyce (catedrático clínico asociad en Neurología Preventiva de la Universidad Queen Mary de Londres). Siempre según estos expertos, el primer síntoma es la pérdida del olfato. Muchos de los pacientes que, a la postre, han sufrido Parkinson han confirmado que sufrieron cambios en este sentido antes de desarrollar los primeros temblores. En segundo lugar, la cadena británica afirma que los cambios en los patrones de sueño pueden ser un indicativo temprano de la posterior aparición de Parkinson. Para ser más concretos, y en palabras de la BBC, los síntomas no serían pasar una solo una mala noche, sino soñar en voz alta o autolesionarse y, posteriormente, no recordar nada. Este trastorno es conocido como TCSR y es muy poco común. El estreñimiento es el tercer síntoma. Los problemas digestivos aparecen mucho antes que los temblores y, aunque es cierto que su origen puede deberse a múltiples causas, los estudios confirman que buena parte de los pacientes con Parkinson los padecieron antes de sufrir la enfermedad. En palabras de la BBC, puede aparecer 20 años antes del comienzo de esta dolencia. Para terminar, los estudiosos británicos afirman que los episodios de ansiedad y depresión severos (y no los altibajos típicos de la vida cotidiana) son uno de los principales síntomas previos al Parkinson. Estos podrían llegar a aparecer diez años antes de la dolencia, aunque conviene recordar que también pueden sucederse por otras tantas causas.
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
La enfermedad de Parkinson se ha convertido en una triste epidemia. En 2018 este trastorno neurológico crónico y neurodegenarativo ya había atacado a más de 160.000 personas en España. Como bien señalábamos desde el diario ABC ese mismo año, esta dolencia (que se caracteriza por un deterioro tanto cognitivo como del movimiento) tiene su origen en la destrucción progresiva de las neuronas pigmentadas de la sustancia negra cerebral. La tragedia es doble, pues en la actualidad parece casi imposible (al menos, en la mayoría de los casos) detectar de forma precoz su aparición. La prevención, por tanto, parece una tarea más que árdua. A pesar de ello, la cadena BBC ha elaborado en su versión telemática una lista de síntomas que, según los estudios realizados durante los últimos quince años, son recurrentes en los pacientes con Parkinson. Aunque, en sus palabras, no son determinantes, sí pueden ser un indicativo de que una persona tiene más posibilidades de padecer la enfermedad en un futuro. No obstante, lo idóneo es que cualquier persona que tenga dudas sobre esta dolencia consulte con su médico. El artículo ha sido elaborado por Patrick Lewis (profesor adjunto de Neurociencia Celular y Molecular en la Universidad de Reading, Inglaterra) y Alastair Noyce (catedrático clínico asociad en Neurología Preventiva de la Universidad Queen Mary de Londres). Siempre según estos expertos, el primer síntoma es la pérdida del olfato. Muchos de los pacientes que, a la postre, han sufrido Parkinson han confirmado que sufrieron cambios en este sentido antes de desarrollar los primeros temblores. En segundo lugar, la cadena británica afirma que los cambios en los patrones de sueño pueden ser un indicativo temprano de la posterior aparición de Parkinson. Para ser más concretos, y en palabras de la BBC, los síntomas no serían pasar una solo una mala noche, sino soñar en voz alta o autolesionarse y, posteriormente, no recordar nada. Este trastorno es conocido como TCSR y es muy poco común. El estreñimiento es el tercer síntoma. Los problemas digestivos aparecen mucho antes que los temblores y, aunque es cierto que su origen puede deberse a múltiples causas, los estudios confirman que buena parte de los pacientes con Parkinson los padecieron antes de sufrir la enfermedad. En palabras de la BBC, puede aparecer 20 años antes del comienzo de esta dolencia. Para terminar, los estudiosos británicos afirman que los episodios de ansiedad y depresión severos (y no los altibajos típicos de la vida cotidiana) son uno de los principales síntomas previos al Parkinson. Estos podrían llegar a aparecer diez años antes de la dolencia, aunque conviene recordar que también pueden sucederse por otras tantas causas.
 
acolor.es - Diseño de paginas webbuscaprat.com - Guia comercial de el prat
aColorBuscaprat