Conocer nuestro microbioma será clave para la salud y la enfermedad humana

El microbioma humano (los genomas de microorganismos que residen dentro del cuerpo humano) varía entre individuos, poblaciones y entornos, y se sabe que influye en la salud y la enfermedad humana. El Proyecto Integrativo de Microbiomas Humanos (iHMP) explora la dinámica temporal del microbioma y el huésped (como las respuestas inmunes y el metabolismo) utilizando métodos multiómicos para comprender la interacción microbiano-huésped en estas condiciones. Ahora tres estudios publicados en «Nature» muestran como la salud humana se ve afectada por la actividad del huésped y del microbioma: en concreto, en tres enfermedades: enfermedad inflamatoria intestinal (EII),la prediabetes y el embarazo y el parto prematuro. Los hallazgos servirán para para caracterizar estas patologías y predecir los resultados en el paciente y, el futuro, pueden contribuir a nuevos tratamientos. En el primer trabajo, investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard y del Instituto Broad del MIT (EE.UU.) han sido los primeros en observar el complejo conjunto de eventos químicos y moleculares que interrumpen el microbioma y desencadenan respuestas inmunitarias durante los brotes de enfermedades inflamatorias del intestino (EII),como la enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa. El equipo de Curtis Huttenhower analizó a 132 personas con esta enfermedad y a un grupo de voluntarios control sanos. En su trabajo identifican alteraciones en la composición del microbioma, cambios en el huésped y moléculas derivadas de microbioma en el intestino, y cambios en la expresión génica. Nuestros resultados allanan el camino para la detección temprana de los futuros brotes en la actividad de la enfermedad Los autores concluyen que el estudio proporciona la descripción más completa hasta la fecha de las actividades microbianas y del hospedador en la EII y podría proporcionar información sobre el inicio y la progresión de la enfermedad. «Nuestros resultados allanan el camino para la detección temprana de los futuros brotes en la actividad de la enfermedad, que luego pueden ser tratados agresivamente, o potencialmente para nuevas oportunidades terapéuticas bioquímicas para alentar la remisión completa de la EII», señala Huttenhower En un segundo artículo de «Nature», el grupo de Michael Snyder, de la Universidad de Stanford (EE.UU.) presente nuevos datos sobre la interacción entre el huésped y la actividad microbiana en la prediabetes, una situación que puede conducir a la diabetes tipo 2, pero que a menudo no se diagnostica. Los investigadores estudiaron a 106 individuos sanos y prediabéticos durante cuatro años, analizando los cambios moleculares, genéticos y microbianos. Y sus resultados identifican nuevas patrones que definen el desarrollo temprano de la enfermedad, lo que puede permitir la detección temprana de la diabetes tipo 2 en algunos casos. Por último, el artículo que aparece en «Nature Medicine» describe la contribución del microbioma vaginal al riesgo de parto prematuro, cuya incidencia supera el 10% en todo el mundo. Los investigadores coordinados por Gregory Buck, de la Universidad Virginia Commonwealth en Richmond (EE.UU.) estudiaron a 1.527 mujeres durante el embarazo y han visto alteraciones en el microbioma vaginal asociado con el riesgo de nacimientos prematuros (a menos de 37 semanas de gestación),particularmente en mujeres descendientes de africanos. Este trabajo puede servir en el futuro para predecir el nacimiento prematuro a principios del embarazo Por ejemplo, las mujeres que tuvieron un parto prematuro tenían niveles más bajos de Lactobacillus crispatus , que se informó anteriormente que estaban asociados con la salud de la mujer, que las que tenían embarazos a término. También identificaron varias bacterias diferentes que estaban sobre representadas en las mujeres que dieron a luz prematuros. Este trabajo puede servir en el futuro para predecir el nacimiento prematuro a principios del embarazo.
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
El microbioma humano (los genomas de microorganismos que residen dentro del cuerpo humano) varía entre individuos, poblaciones y entornos, y se sabe que influye en la salud y la enfermedad humana. El Proyecto Integrativo de Microbiomas Humanos (iHMP) explora la dinámica temporal del microbioma y el huésped (como las respuestas inmunes y el metabolismo) utilizando métodos multiómicos para comprender la interacción microbiano-huésped en estas condiciones. Ahora tres estudios publicados en «Nature» muestran como la salud humana se ve afectada por la actividad del huésped y del microbioma: en concreto, en tres enfermedades: enfermedad inflamatoria intestinal (EII),la prediabetes y el embarazo y el parto prematuro. Los hallazgos servirán para para caracterizar estas patologías y predecir los resultados en el paciente y, el futuro, pueden contribuir a nuevos tratamientos. En el primer trabajo, investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard y del Instituto Broad del MIT (EE.UU.) han sido los primeros en observar el complejo conjunto de eventos químicos y moleculares que interrumpen el microbioma y desencadenan respuestas inmunitarias durante los brotes de enfermedades inflamatorias del intestino (EII),como la enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa. El equipo de Curtis Huttenhower analizó a 132 personas con esta enfermedad y a un grupo de voluntarios control sanos. En su trabajo identifican alteraciones en la composición del microbioma, cambios en el huésped y moléculas derivadas de microbioma en el intestino, y cambios en la expresión génica. Nuestros resultados allanan el camino para la detección temprana de los futuros brotes en la actividad de la enfermedad Los autores concluyen que el estudio proporciona la descripción más completa hasta la fecha de las actividades microbianas y del hospedador en la EII y podría proporcionar información sobre el inicio y la progresión de la enfermedad. «Nuestros resultados allanan el camino para la detección temprana de los futuros brotes en la actividad de la enfermedad, que luego pueden ser tratados agresivamente, o potencialmente para nuevas oportunidades terapéuticas bioquímicas para alentar la remisión completa de la EII», señala Huttenhower En un segundo artículo de «Nature», el grupo de Michael Snyder, de la Universidad de Stanford (EE.UU.) presente nuevos datos sobre la interacción entre el huésped y la actividad microbiana en la prediabetes, una situación que puede conducir a la diabetes tipo 2, pero que a menudo no se diagnostica. Los investigadores estudiaron a 106 individuos sanos y prediabéticos durante cuatro años, analizando los cambios moleculares, genéticos y microbianos. Y sus resultados identifican nuevas patrones que definen el desarrollo temprano de la enfermedad, lo que puede permitir la detección temprana de la diabetes tipo 2 en algunos casos. Por último, el artículo que aparece en «Nature Medicine» describe la contribución del microbioma vaginal al riesgo de parto prematuro, cuya incidencia supera el 10% en todo el mundo. Los investigadores coordinados por Gregory Buck, de la Universidad Virginia Commonwealth en Richmond (EE.UU.) estudiaron a 1.527 mujeres durante el embarazo y han visto alteraciones en el microbioma vaginal asociado con el riesgo de nacimientos prematuros (a menos de 37 semanas de gestación),particularmente en mujeres descendientes de africanos. Este trabajo puede servir en el futuro para predecir el nacimiento prematuro a principios del embarazo Por ejemplo, las mujeres que tuvieron un parto prematuro tenían niveles más bajos de Lactobacillus crispatus , que se informó anteriormente que estaban asociados con la salud de la mujer, que las que tenían embarazos a término. También identificaron varias bacterias diferentes que estaban sobre representadas en las mujeres que dieron a luz prematuros. Este trabajo puede servir en el futuro para predecir el nacimiento prematuro a principios del embarazo.