Cinco consejos de fisioterapeutas para prevenir las lesiones por el uso de los patinetes eléctricos

La llegada de los patinetes eléctricos a las ciudades supone una novedad en la forma de moverse por la ciudad, pero también ha supuesto la aparición de un mayor número de lesiones entre los usuarios. «Con el aumento de la utilización de los patinetes son muchas las personas que llegan a la consulta tras haber tenido un accidente con fractura o contusión. Muñeca, tobillo, rodilla o cuello son algunas de las partes que más atención requieren», afirma Nils Ove Andersson, secretario de comunicación del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Castilla - La Mancha (Coficam). Coficam ofrece algunas recomendaciones para prevenir accidentes con el patinete eléctrico: -Llevar protección. La mayoría de las lesiones ocasionadas por accidentes de patinete eléctrico se producen en la cabeza. En estos casos, la velocidad a la que se circula es clave para calcular la gravedad de las consecuencias. Aunque la mayoría de casos son leves, algunos pueden causar hemorragias intracraneales. Algunas caídas al suelo también pueden provocar lesiones y fracturas en la muñeca o el codo. -Ser prudente en las frenadas. Cuando se apoya el pie para frenar o girar se suelen producir las lesiones más graves. En estos casos el pie frena bruscamente y se pueden producir fracturas en la tibia o el peroné. Muchas de estas roturas conllevan una inmovilización temporal o incluso una operación, con su consecuente periodo de rehabilitación y recuperación. -Respetar las normas. La convivencia entre peatones, patinetes y vehículos no siempre es fácil. Es muy común el atropello de peatones por parte de los patinetes, ocasionando lesiones de rotura de cadera, en ciertas ocasiones. Por otro lado, los patinetes también pueden ser arrollados por los vehículos. En estos casos, a mayor velocidad, el traumatismo es mayor. -Conocer el patinete. Aunque manejar el patinete parece sencillo, al principio puede resultar difícil. Tener el control del aparato es imprescindible para su manejo. Además, contar con una buena condición física también es un punto a favor. -Tener en cuenta las condiciones meteorológicas. En condiciones de lluvia o viento el tráfico aumenta y con ello la posibilidad de accidente. En estos casos es recomendable extremar la precaución y así evitar caídas y contusiones innecesarias.
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
La llegada de los patinetes eléctricos a las ciudades supone una novedad en la forma de moverse por la ciudad, pero también ha supuesto la aparición de un mayor número de lesiones entre los usuarios. «Con el aumento de la utilización de los patinetes son muchas las personas que llegan a la consulta tras haber tenido un accidente con fractura o contusión. Muñeca, tobillo, rodilla o cuello son algunas de las partes que más atención requieren», afirma Nils Ove Andersson, secretario de comunicación del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Castilla - La Mancha (Coficam). Coficam ofrece algunas recomendaciones para prevenir accidentes con el patinete eléctrico: -Llevar protección. La mayoría de las lesiones ocasionadas por accidentes de patinete eléctrico se producen en la cabeza. En estos casos, la velocidad a la que se circula es clave para calcular la gravedad de las consecuencias. Aunque la mayoría de casos son leves, algunos pueden causar hemorragias intracraneales. Algunas caídas al suelo también pueden provocar lesiones y fracturas en la muñeca o el codo. -Ser prudente en las frenadas. Cuando se apoya el pie para frenar o girar se suelen producir las lesiones más graves. En estos casos el pie frena bruscamente y se pueden producir fracturas en la tibia o el peroné. Muchas de estas roturas conllevan una inmovilización temporal o incluso una operación, con su consecuente periodo de rehabilitación y recuperación. -Respetar las normas. La convivencia entre peatones, patinetes y vehículos no siempre es fácil. Es muy común el atropello de peatones por parte de los patinetes, ocasionando lesiones de rotura de cadera, en ciertas ocasiones. Por otro lado, los patinetes también pueden ser arrollados por los vehículos. En estos casos, a mayor velocidad, el traumatismo es mayor. -Conocer el patinete. Aunque manejar el patinete parece sencillo, al principio puede resultar difícil. Tener el control del aparato es imprescindible para su manejo. Además, contar con una buena condición física también es un punto a favor. -Tener en cuenta las condiciones meteorológicas. En condiciones de lluvia o viento el tráfico aumenta y con ello la posibilidad de accidente. En estos casos es recomendable extremar la precaución y así evitar caídas y contusiones innecesarias.