Cáncer de páncreas, el tumor letal del que solo se recupera el 5% de los enfermos

Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO),dirigidos por Mariano Barbacid, han logrado por primera vez en ratones eliminar una de las formas más agresivas de cáncer de páncreas. Este avance supone una gran esperanza para un tipo de tumor muy letal. La supervivencia tras un cáncer de páncreas es escas a. En ningún país del mundo supera el 10% a los 5 años. La supervivencia media cuando la enfermedad no está limitada y no es susceptible de un tratamiento quirúrgico radical es inferior a 1 año. En España la supervivencia es similar a la media europea, que se sitúa en torno al 4% para los hombres y al 5% para las mujeres, según la Asociación Española contra el Cáncer (AECC). El cáncer de páncreas es el noveno tumor en frecuencia en España y, sin embargo, debido a su alta mortalidad, supone la tercera causa de fallecimiento por cáncer. En nuestro país se estima que se diagnosticarán 7.765 casos nuevos al año, con una mortalidad estimada para 2018 de 7.279 fallecimientos por año, segúin datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (Seom). La mayoría de pacientes a los que se les diagnostica un cáncer de páncreas tienen una edad comprendida entre los 65 y los 70 años. Es poco frecuente que este tumor se presente en pacientes con edades inferior a 60 años, en cuyo caso se debe descartar la asociación con una alteración genética. Aproximadamente un 10% de los cánceres de páncreas se encuentran asociados a alteraciones genéticas. En los últimos años se ha observado un incremento en la incidencia de esta enfermedad, posiblemente debido al envejecimiento poblacional, al aumento en la prevalencia de obesidad y a otros factores aún desconocidos. De los factores conocidos como favorecedores de la aparición de un cáncer de páncreas, el tabaco es el que parece que ha demostrado su asociación en más estudios, según publica la web de la Clínica Universidad de Navarra (CUN). Una dieta rica en vegetales y frutas ha demostrado su efecto beneficioso en la prevención de este cáncer, como de otros. El cáncer de páncreas ha sido una neoplasia genéticamente muy compleja y heterogénea, resistente a la mayor parte de las terapias convencionales. Sin embargo, en los últimos años se están logrando importantes avances en todos los estadios de la enfermedad, informan desde Seom. Así, en las últimas décadas, a pesar de que no se hayan producido mejorías en supervivencia tan llamativas como en otros tumores, se han comenzado a identificar señales que indican mejoras en los tratamientos de estos pacientes. Un mayor porcentaje de pacientes logran ser intervenidos, se ha reducido el porcentaje de cortos supervivientes en la última década de un 63,5% a un 50,6% y, sobre todo, ha aumentado el porcentaje de largos supervivientes de un 4,9 a un 12,7%. Desde Seom consideran que, aunque las mejoras son discretas, estos pequeños avances están produciendo un beneficio muy significativo en la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes. La participación de los pacientes en ensayos clínicos es probablemente una de las mejores opciones terapéuticas en cualquier momento de la enfermedad, según los oncólogos.
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO),dirigidos por Mariano Barbacid, han logrado por primera vez en ratones eliminar una de las formas más agresivas de cáncer de páncreas. Este avance supone una gran esperanza para un tipo de tumor muy letal. La supervivencia tras un cáncer de páncreas es escas a. En ningún país del mundo supera el 10% a los 5 años. La supervivencia media cuando la enfermedad no está limitada y no es susceptible de un tratamiento quirúrgico radical es inferior a 1 año. En España la supervivencia es similar a la media europea, que se sitúa en torno al 4% para los hombres y al 5% para las mujeres, según la Asociación Española contra el Cáncer (AECC). El cáncer de páncreas es el noveno tumor en frecuencia en España y, sin embargo, debido a su alta mortalidad, supone la tercera causa de fallecimiento por cáncer. En nuestro país se estima que se diagnosticarán 7.765 casos nuevos al año, con una mortalidad estimada para 2018 de 7.279 fallecimientos por año, segúin datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (Seom). La mayoría de pacientes a los que se les diagnostica un cáncer de páncreas tienen una edad comprendida entre los 65 y los 70 años. Es poco frecuente que este tumor se presente en pacientes con edades inferior a 60 años, en cuyo caso se debe descartar la asociación con una alteración genética. Aproximadamente un 10% de los cánceres de páncreas se encuentran asociados a alteraciones genéticas. En los últimos años se ha observado un incremento en la incidencia de esta enfermedad, posiblemente debido al envejecimiento poblacional, al aumento en la prevalencia de obesidad y a otros factores aún desconocidos. De los factores conocidos como favorecedores de la aparición de un cáncer de páncreas, el tabaco es el que parece que ha demostrado su asociación en más estudios, según publica la web de la Clínica Universidad de Navarra (CUN). Una dieta rica en vegetales y frutas ha demostrado su efecto beneficioso en la prevención de este cáncer, como de otros. El cáncer de páncreas ha sido una neoplasia genéticamente muy compleja y heterogénea, resistente a la mayor parte de las terapias convencionales. Sin embargo, en los últimos años se están logrando importantes avances en todos los estadios de la enfermedad, informan desde Seom. Así, en las últimas décadas, a pesar de que no se hayan producido mejorías en supervivencia tan llamativas como en otros tumores, se han comenzado a identificar señales que indican mejoras en los tratamientos de estos pacientes. Un mayor porcentaje de pacientes logran ser intervenidos, se ha reducido el porcentaje de cortos supervivientes en la última década de un 63,5% a un 50,6% y, sobre todo, ha aumentado el porcentaje de largos supervivientes de un 4,9 a un 12,7%. Desde Seom consideran que, aunque las mejoras son discretas, estos pequeños avances están produciendo un beneficio muy significativo en la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes. La participación de los pacientes en ensayos clínicos es probablemente una de las mejores opciones terapéuticas en cualquier momento de la enfermedad, según los oncólogos.
 
acolor.es - Diseño de paginas webbuscaprat.com - Guia comercial de el prat
aColorBuscaprat