Alerta por el uso de esta cuna de Fisher Price tras la muerte de diez bebés

Al menos diez bebés han muerto en EE.UU. desde 2015 tras volcarse de la cuna Fisher-Price Rock 'n Play. Por ello, la Agencia de Protección a la Salud del Consumidor estadounidense (CPSC por sus siglas en inglés) ha alertado a los padres para que no utilicen este producto si sus hijos tiene más de 3 meses. De acuerdo con la literatura médica, los bebés generalmente comienzan a voltearse hacia los 3 meses. La CPSC tiene constancia de 10 muertes infantiles en el Rock 'n Play que han ocurrido desde 2015, después de que los bebés, todos de más de 3 meses, rodaran boca abajo o de costado cuando se encontraban acostados en la cuna. Debido a que las muertes continúan ocurriendo, la CPSC recomienda a los consumidores que dejen de usar el producto a los tres meses de edad o tan pronto como el bebé muestre la capacidad de rodar. Asimismo, la agencia recuerda la importancia de que el bebé siempre tenga puesto el arnés de seguridad cuando duerma en este tipo de cunas inclinadas. Fisher-Price advierte a los consumidores que dejen de usar el producto cuando los bebés pueden volcarse, pero las muertes reportadas muestran que algunos consumidores todavía lo están usando cuando los pequeños ya son capaces de rodar y sin usar el arnés de seguridad de tres puntos. CPSC y Fisher-Price recuerdan a los consumidores que deben crear un ambiente de sueño seguro para los bebés, que deben dormir siempre boca arriba, ya sea en una cuna, un moisés, un patio de juegos o una cunita inclinada.
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
Al menos diez bebés han muerto en EE.UU. desde 2015 tras volcarse de la cuna Fisher-Price Rock 'n Play. Por ello, la Agencia de Protección a la Salud del Consumidor estadounidense (CPSC por sus siglas en inglés) ha alertado a los padres para que no utilicen este producto si sus hijos tiene más de 3 meses. De acuerdo con la literatura médica, los bebés generalmente comienzan a voltearse hacia los 3 meses. La CPSC tiene constancia de 10 muertes infantiles en el Rock 'n Play que han ocurrido desde 2015, después de que los bebés, todos de más de 3 meses, rodaran boca abajo o de costado cuando se encontraban acostados en la cuna. Debido a que las muertes continúan ocurriendo, la CPSC recomienda a los consumidores que dejen de usar el producto a los tres meses de edad o tan pronto como el bebé muestre la capacidad de rodar. Asimismo, la agencia recuerda la importancia de que el bebé siempre tenga puesto el arnés de seguridad cuando duerma en este tipo de cunas inclinadas. Fisher-Price advierte a los consumidores que dejen de usar el producto cuando los bebés pueden volcarse, pero las muertes reportadas muestran que algunos consumidores todavía lo están usando cuando los pequeños ya son capaces de rodar y sin usar el arnés de seguridad de tres puntos. CPSC y Fisher-Price recuerdan a los consumidores que deben crear un ambiente de sueño seguro para los bebés, que deben dormir siempre boca arriba, ya sea en una cuna, un moisés, un patio de juegos o una cunita inclinada.
 
acolor.es - Diseño de paginas webbuscaprat.com - Guia comercial de el prat
aColorBuscaprat