Olvídate de la comida basura si quieres quedarte embarazada

Las mujeres que comen menos fruta y más comida rápida tardan más en quedarse embarazadas y es menos probable que conciban al cabo de un año, asegura un estudio realizado por investigadores del Instituto de Investigación Robinson de la Universidad de Adelaida (Australia) y publicado en «Human Reproduction», que ha llevado a cabo un cuestionario en 5.598 mujeres, que no habían tenido hijos previamente, en Australia, Nueva Zelanda, el Reino Unido e Irlanda sobre su dieta. «Los hallazgos muestran que seguir una dieta saludable que incluya fruta y minimizar el consumo de comida rápida mejora la fertilidad y reduce el tiempo que necesario para quedarse embarazada», señala Claire Roberts, coordinadora del estudio. Así, el estudio ha visto que, en comparación con las mujeres que tomaban fruta tres o más veces al día durante el mes anterior a la concepción, aquellas que solo consumían menos de una a tres veces al mes tardaron medio mes más en quedarse embarazadas. Del mismo modo, en comparación con las mujeres que nunca o rara vez comieron comida rápida, las que consumían comida basura cuatro o más veces a la semana tardaron casi un mes más en quedarse embarazadas. De todas las parejas en el estudio, 468 (8%) parejas se clasificaron como infértiles (definido como la toma de más de un año para concebir) y 2.204 (39%) concibieron dentro del primer mes. Cuando los investigadores analizaron el impacto de la dieta sobre la infertilidad, encontraron que, en las mujeres con la ingesta más baja de frutas, el riesgo de infertilidad aumentaba del 8% al 12% y en las que comían comida rápida cuatro o más veces a la semana, dicho riesgo aumentó de 8% a 16%. En las mujeres con la ingesta más baja de frutas, el riesgo de infertilidad aumentaba del 8% al 12% y en las que comían comida rápida cuatro o más veces a la semana, dicho riesgo aumentó de 8% a 16% La autora principal, Jessica Grieger, investigadora postdoctoral en la Universidad de Adelaida, señaló: «Recomendamos que las mujeres que desean quedarse embarazadas alineen sus ingestas dietéticas con las recomendaciones dietéticas nacionales para el embarazo. Nuestros datos muestran que el consumo frecuente de comidas rápidas retrasa el tiempo de embarazo». Los investigadores también descubrieron que, si bien la ingesta de frutas y comidas rápidas afectaba el tiempo hasta el embarazo, la ingesta de verduras de hoja verde o pescado antes del embarazo no lo hacía. Los expertos continúan su trabajo para identificar patrones dietéticos particulares, en lugar de grupos de alimentos individuales, que pueden estar asociados con el tiempo que las mujeres tardan en quedar embarazadas.
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
Las mujeres que comen menos fruta y más comida rápida tardan más en quedarse embarazadas y es menos probable que conciban al cabo de un año, asegura un estudio realizado por investigadores del Instituto de Investigación Robinson de la Universidad de Adelaida (Australia) y publicado en «Human Reproduction», que ha llevado a cabo un cuestionario en 5.598 mujeres, que no habían tenido hijos previamente, en Australia, Nueva Zelanda, el Reino Unido e Irlanda sobre su dieta. «Los hallazgos muestran que seguir una dieta saludable que incluya fruta y minimizar el consumo de comida rápida mejora la fertilidad y reduce el tiempo que necesario para quedarse embarazada», señala Claire Roberts, coordinadora del estudio. Así, el estudio ha visto que, en comparación con las mujeres que tomaban fruta tres o más veces al día durante el mes anterior a la concepción, aquellas que solo consumían menos de una a tres veces al mes tardaron medio mes más en quedarse embarazadas. Del mismo modo, en comparación con las mujeres que nunca o rara vez comieron comida rápida, las que consumían comida basura cuatro o más veces a la semana tardaron casi un mes más en quedarse embarazadas. De todas las parejas en el estudio, 468 (8%) parejas se clasificaron como infértiles (definido como la toma de más de un año para concebir) y 2.204 (39%) concibieron dentro del primer mes. Cuando los investigadores analizaron el impacto de la dieta sobre la infertilidad, encontraron que, en las mujeres con la ingesta más baja de frutas, el riesgo de infertilidad aumentaba del 8% al 12% y en las que comían comida rápida cuatro o más veces a la semana, dicho riesgo aumentó de 8% a 16%. En las mujeres con la ingesta más baja de frutas, el riesgo de infertilidad aumentaba del 8% al 12% y en las que comían comida rápida cuatro o más veces a la semana, dicho riesgo aumentó de 8% a 16% La autora principal, Jessica Grieger, investigadora postdoctoral en la Universidad de Adelaida, señaló: «Recomendamos que las mujeres que desean quedarse embarazadas alineen sus ingestas dietéticas con las recomendaciones dietéticas nacionales para el embarazo. Nuestros datos muestran que el consumo frecuente de comidas rápidas retrasa el tiempo de embarazo». Los investigadores también descubrieron que, si bien la ingesta de frutas y comidas rápidas afectaba el tiempo hasta el embarazo, la ingesta de verduras de hoja verde o pescado antes del embarazo no lo hacía. Los expertos continúan su trabajo para identificar patrones dietéticos particulares, en lugar de grupos de alimentos individuales, que pueden estar asociados con el tiempo que las mujeres tardan en quedar embarazadas.