La diabetes tipo 2 causa disfunción eréctil

Después de examinar la información médica de más 220.000 hombres procedentes de tres estudios, los investigadores de la Universidad de Exeter y la Universidad de Oxford (Reino Unido),aseguran haber encontrado evidencias científicas suficientes para afirmar que la diabetes es una causa de disfunción eréctil. De los 220.000 hombres, 6.000 experimentaron disfunción eréctil. La investigación ha querido dar respuesta a los últimos hallazgos que aseguran que la disfunción eréctil tiene una causa genética y va más lejos al plantear la posibilidad de que llevar un estilo de vida más saludable pueda ayudar a reducir el riesgo. Publicado en el «American Journal of Human Genetics», el estudio se realizó con datos del Biobank del Reino Unido, el Centro del Genoma de Estonia de la Universidad de Tartu y Partners HealthCare Biobank. Gracias a los análisis genéticos de última generación, los investigadores han podido profundizar más que nunca en las complejas correlaciones entre la diabetes y aspectos como el peso corporal. Así, han visto que tener una predisposición genética a la diabetes tipo 2 estaba relacionada con la disfunción eréctil, proporcionando evidencia de que la diabetes puede ser una causa de problemas eréctiles. Hasta ahora, ha habido pocos ensayos clínicos realizados sobre la diabetes que han asociado una mejora de la disfunción eréctil como resultado de un mejor control de la glucosa. Esto limita las conclusiones que se pueden extraer acerca de si el tratamiento de la diabetes puede tener un impacto en el riesgo de disfunción eréctil. Vida más saludable «La disfunción eréctil afecta al menos a uno de cada cinco hombres mayores de 60 años, pero hasta ahora se ha sabido poco sobre su causa. Nuestro artículo ha visto que la predisposición a la diabetes tipo 2 está vinculada a la disfunción eréctil. Esto puede significar que, si las personas pueden reducir su riesgo de diabetes a través de estilos de vida más saludables, también pueden evitar el desarrollo de disfunción eréctil», señala Anna Murray, de la Universidad de Exeter y coautora principal del estudio. La disfunción eréctil afecta al menos a uno de cada cinco hombres mayores de 60 años En este sentido, Michael Holmes, de la Universidad de Oxford, y uno de los autores principales del estudio, afirma que sus resultados son «importantes, ya que la diabetes se puede prevenir y, de hecho, ahora se puede lograr una ‘remisión’ de la diabetes mediante la pérdida de peso. como se ha demostrado en ensayos clínicos recientes». Holmes cree que la información obtenida es relevante, «especialmente teniendo en cuenta la creciente prevalencia de la diabetes». Concluye Jonas Bovijn, autor del estudio y profesor de la Universidad de Oxford. «Sabemos que existe evidencia observacional que vincula la disfunción eréctil y la diabetes tipo 2, pero hasta ahora no ha habido evidencia definitiva que demostrara que la predisposición a la diabetes tipo 2 cause disfunción eréctil».
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
Después de examinar la información médica de más 220.000 hombres procedentes de tres estudios, los investigadores de la Universidad de Exeter y la Universidad de Oxford (Reino Unido),aseguran haber encontrado evidencias científicas suficientes para afirmar que la diabetes es una causa de disfunción eréctil. De los 220.000 hombres, 6.000 experimentaron disfunción eréctil. La investigación ha querido dar respuesta a los últimos hallazgos que aseguran que la disfunción eréctil tiene una causa genética y va más lejos al plantear la posibilidad de que llevar un estilo de vida más saludable pueda ayudar a reducir el riesgo. Publicado en el «American Journal of Human Genetics», el estudio se realizó con datos del Biobank del Reino Unido, el Centro del Genoma de Estonia de la Universidad de Tartu y Partners HealthCare Biobank. Gracias a los análisis genéticos de última generación, los investigadores han podido profundizar más que nunca en las complejas correlaciones entre la diabetes y aspectos como el peso corporal. Así, han visto que tener una predisposición genética a la diabetes tipo 2 estaba relacionada con la disfunción eréctil, proporcionando evidencia de que la diabetes puede ser una causa de problemas eréctiles. Hasta ahora, ha habido pocos ensayos clínicos realizados sobre la diabetes que han asociado una mejora de la disfunción eréctil como resultado de un mejor control de la glucosa. Esto limita las conclusiones que se pueden extraer acerca de si el tratamiento de la diabetes puede tener un impacto en el riesgo de disfunción eréctil. Vida más saludable «La disfunción eréctil afecta al menos a uno de cada cinco hombres mayores de 60 años, pero hasta ahora se ha sabido poco sobre su causa. Nuestro artículo ha visto que la predisposición a la diabetes tipo 2 está vinculada a la disfunción eréctil. Esto puede significar que, si las personas pueden reducir su riesgo de diabetes a través de estilos de vida más saludables, también pueden evitar el desarrollo de disfunción eréctil», señala Anna Murray, de la Universidad de Exeter y coautora principal del estudio. La disfunción eréctil afecta al menos a uno de cada cinco hombres mayores de 60 años En este sentido, Michael Holmes, de la Universidad de Oxford, y uno de los autores principales del estudio, afirma que sus resultados son «importantes, ya que la diabetes se puede prevenir y, de hecho, ahora se puede lograr una ‘remisión’ de la diabetes mediante la pérdida de peso. como se ha demostrado en ensayos clínicos recientes». Holmes cree que la información obtenida es relevante, «especialmente teniendo en cuenta la creciente prevalencia de la diabetes». Concluye Jonas Bovijn, autor del estudio y profesor de la Universidad de Oxford. «Sabemos que existe evidencia observacional que vincula la disfunción eréctil y la diabetes tipo 2, pero hasta ahora no ha habido evidencia definitiva que demostrara que la predisposición a la diabetes tipo 2 cause disfunción eréctil».