La cumbre más alta de Jon: superar la leucemia

Para Jon Diéguez, su vida era la montaña: escalar, esquiar o practicar trekking en los lugares más recónditos del planeta. Pero un día tuvo que alejarse del monte debido a un diagnóstico médico: leucemia. Comenzó entonces su ascenso más complicado: superar la enfermedad. Comenzó el tratamiento en la Clínica Universidad de Navarra, que incluyó sesiones de quimioterapia y un trasplante de médula, un reto muy complicado pero, gracias a su esfuerzo y paciencia, Jon conseguía. Nada más ser dado de alta del hospital navarro, el joven puso rumbo a la montaña. «Recuerdo que ese día fui directo al monte a caminar…¡pero como un abuelo!». Paso a paso, paseo tras paseo y lentamente, pero de manera segura, Jon dejaba atrás la enfermedad, que ahora sólo carga en su memoria. «Lo he vivido como si fuera un sueño o como si le estuviera pasando a otra persona. Incluso ahora cuando lo pienso, me pregunto cómo me paso a mí», rememora el joven, que ahora es guía de montaña, profesor y entrenador nacional de esquí alpino. Aumento de la supervivencia Según el doctor Carlos Panizo, especialista en Hematología y Hemoterapia de la Clínica Universidad de Navarra, «en el momento actual, podemos llegar a hablar de curación en algunos tipos concretos de leucemia aguda. En otros muchos casos, se ha conseguido aumentar notablemente la supervivencia». En la actualidad, se están desarrollando nuevos fármacos «y nuevas estrategias terapéuticas, no solo para destruir la célula neoplásica, sino también para inhibir su crecimiento y favorecer su diferenciación», añade el especialista.
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+Compartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp
Para Jon Diéguez, su vida era la montaña: escalar, esquiar o practicar trekking en los lugares más recónditos del planeta. Pero un día tuvo que alejarse del monte debido a un diagnóstico médico: leucemia. Comenzó entonces su ascenso más complicado: superar la enfermedad. Comenzó el tratamiento en la Clínica Universidad de Navarra, que incluyó sesiones de quimioterapia y un trasplante de médula, un reto muy complicado pero, gracias a su esfuerzo y paciencia, Jon conseguía. Nada más ser dado de alta del hospital navarro, el joven puso rumbo a la montaña. «Recuerdo que ese día fui directo al monte a caminar…¡pero como un abuelo!». Paso a paso, paseo tras paseo y lentamente, pero de manera segura, Jon dejaba atrás la enfermedad, que ahora sólo carga en su memoria. «Lo he vivido como si fuera un sueño o como si le estuviera pasando a otra persona. Incluso ahora cuando lo pienso, me pregunto cómo me paso a mí», rememora el joven, que ahora es guía de montaña, profesor y entrenador nacional de esquí alpino. Aumento de la supervivencia Según el doctor Carlos Panizo, especialista en Hematología y Hemoterapia de la Clínica Universidad de Navarra, «en el momento actual, podemos llegar a hablar de curación en algunos tipos concretos de leucemia aguda. En otros muchos casos, se ha conseguido aumentar notablemente la supervivencia». En la actualidad, se están desarrollando nuevos fármacos «y nuevas estrategias terapéuticas, no solo para destruir la célula neoplásica, sino también para inhibir su crecimiento y favorecer su diferenciación», añade el especialista.
 
acolor.es - Diseño de paginas webbuscaprat.com - Guia comercial de el prat
aColorBuscaprat